Más de 50,000 empleados en la Gran Manzana volverán a su trabajo en la Fase 3 de reapertura

El Alcalde da los detalles sobre la nueva etapa que incluye a restaurantes con clientes en el interior y salones de cuidado personal como el de uñas, masajes, tatuajes y depilado con cera

Más de 50,000 empleados en la Gran Manzana volverán a su trabajo en la Fase 3 de reapertura
En pocos días los restaurantes tendrán el alivio de poder atender a más clientes en el interior.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

La Gran Manzana en apenas nueve días dará el tercer paso al proceso de reapertura económica: los restaurantes podrán abrir con capacidad de 50% de sus clientes en el interior, al igual que los salones de cuidado personal como el de uñas, masajes, tatuajes y depilado con cera.

El alcalde Bill de Blasio confirmó este viernes los detalles de este avance a la Fase 3, en la normalización de las actividades en la ciudad de Nueva York, luego de más de tres meses de las medidas ejecutivas que cerraron al actividad comercial para detener la propagación del coronavirus.

“En este momento, los datos siguen diciendo que lo estamos haciendo bien. Pero creo que la parte importante es proporcionar educación constantemente, garantizar los revestimientos faciales gratuitos para mantener a la gente protegida y disciplinada, porque no estamos del todo fuera de peligro”, precisó el mandatario.

De acuerdo con los cálculos de la Ciudad, 50,000 trabajadores más se estarán incorporando a sus actividades laborales a partir del próximo 6 de julio, para seguir dinamizando la economía, luego de los efectos devastadores causados por la pandemia.

“Cada día sabemos que mucha gente necesita ayuda, la economía de la ciudad muestra números preocupantes. Con estos pasos que damos con prudencia y con base a la disminución de contagios, también oxigenamos a miles de pequeños empresarios y a sus trabajadores”, indicó De Blasio.

El anuncio del mandatario municipal toma una dimensión importante para las familias hispanas de la ciudad de Nueva York, ya que se calcula que más del 60% de la fuerza laboral de las industria del cuidado personal y restaurantes es de origen hispano.

“Entusiasmo y responsabilidad”

Entre tanto, Jonnel Doris, comisionado de Servicios para Pequeñas Empresas (SBS), explicó que han evaluado en detalle, en los cinco condados, cuál ha sido la respuesta de la reapertura en la fase uno y dos. Aseguró que existe una sensación de entusiasmo y responsabilidad por parte de los comerciantes.

“Ayer estuve en Washington Heights, hablando con peluquerías y salones, algunos me contaron que estaban felices con la fase tres, porque solo la mitad de su negocio estaba en funcionamiento. Ahora, podrán adicionar servicios de uñas y de masajes. Hay un compromiso por hacer las cosas bien, en cuanto a las reglas de distanciamiento social”, reseñó Doris.

Mientras se anuncia en la ciudad la Fase 3, algunos restaurantes apenas hacían las adecuaciones para la Fase 2, ubicando más mesas en las aceras, como es el caso del restaurant El Malecón en Washington Heights, un popular comedero de platos típicos dominicanos, en el Alto Manhattan.

“Apenas estamos poniendo las barreras y adecuando las mesas afuera para funcionar como establece la Ciudad. Pero qué bueno que además ya pronto podemos poner la mitad de las mesas adentro. Eso es ya más favorable para estos negocios que necesitan recuperarse de esta emergencia”, explicó un empleado.

En Manhattan, centenares de restaurantes se adecuaron casi de inmediato a las nuevas reglas y a la disposición de mesas al aire libre, en algunos casos reforzaron el distanciamiento social con acrílicos especiales entre las mesas,  para que los clientes sientan más seguridad.

En el Restaurant El Malecón del Alto Manhattan, apenas tratan de adecuarse a la fase 2. (Foto: F. Martínez)

Más mesas para calles abiertas

La industria de los restaurantes recibirá otro impulso. La Alcaldía está combinando los programas ‘Calles abiertas‘ y ‘Restaurantes abiertos‘, al anunciar opciones de asientos ampliados para restaurantes en calles y avenidas solo para peatones autorizadas en los cinco condados.

Para el 4 de julio, entre 10 y 20 corredores en toda la ciudad estarán abiertos a los peatones y será posible también comer en la calle. Se aprobarán otros corredores, a partir del viernes 17 de julio. Los establecimientos de comida en estos corredores irán más lejos de la acera y el resto de las calles estarán abiertas al tráfico peatonal.

A partir del próximo lunes 29 de junio, los establecimientos de servicios de comida , podrán hacer solicitudes formales  para expandirse en las calles.

La comisionada del Departamento de Transporte de la Ciudad (DOT), Polly Trottenberg, aseguró que ya han escuchado el interés de muchas  organizaciones comunitarias, para permitir que los restaurantes tomen una cuadra completa.

“Le permitiremos expandirse aún más en la calle, pero deben hacerlo de manera segura con buenas configuraciones y obviamente queremos trabajar con los Departamentos de Policía (NYPD) y de Bomberos (FDNY)  para garantizar que los vehículos de emergencia tengan acceso.  Esperamos tener el primer grupo de estos negocios en funcionamiento la próxima semana”, explicó Trottenberg.

También en la Fase 3, las actividades deportivas al aire libre como baloncesto, tenis, voleibol, balonmano y fútbol pueden reanudarse a medida que la Ciudad reinstala redes y facilidades en las instalaciones públicas. Aunque la recomendación es la misma: se debe usar revestimientos faciales y evitar las multitudes, es decir se sugieren entrenamientos individuales o grupos muy pequeños.

Misas católicas se reinician en Brooklyn y Queens

Otros anuncios muestran el progreso de la ‘nueva normalidad’ en la ciudad.

Las misas de lunes a viernes en la Diócesis de Brooklyn, que incluye Queens, comenzarán el próximo lunes 29 de junio pero con protocolos de seguridad.

La celebración de la misa dominical puede comenzar con la misa de vigilia del próximo sábado el 4 de julio y el domingo 5 de julio.

En este caso, los templos católicos solo permitrán el ingreso del 25% de la feligresía, todos deben usar máscaras y mantener el distanciamiento social, solo las familias que vivan en el mismo hogar podrán sentarse cerca.

“Los católicos en Brooklyn y Queens, han anhelado la celebración de la misa y recibir la Sagrada Eucaristía. Pero nuestro sacrificio y paciencia han dado sus frutos, e hicimos nuestra parte para aplanar la curva de la terrible pandemia de coronavirus”, dijo Nicholas DiMarzio, Obispo de Brooklyn.

La recepción de la comunión será diferente. Se recomienda encarecidamente que los fieles reciban la Sagrada Comunión en la mano y que dejen su máscara puesta cuando se acerquen al sacerdote a una distancia de seis pies. Además se exige que cuando el comulgante reciba la hostia, debe moverse hacia un lado y consumir la eucaristía de inmediato.

La comunión solo se ofrecerá de esta forma; el símbolo de la sangre de Cristo, no se distribuirá a los fieles en este momento.

Las ‘nuevas’ reglas dentro de los restaurantes

  • Los restaurantes deben limitar la capacidad interior a no más del 50% de la ocupación máxima, excluyendo a los empleados.
  • Todas las mesas interiores y exteriores con asientos para los clientes, deben estar separadas por un mínimo de 6 pies
  • Donde no sea factible el distanciamiento entre las mesas, deben establecerse barreras físicas entre dichas mesas. Las barreras deben tener al menos 5 pies de altura y no bloquear las salidas de emergencia y / o incendio.
  • Independientemente de la distancia física, los empleados deben usar una cubierta facial aceptable en todo momento.
  • Las personas sentadas en la misma mesa deben ser miembros del mismo grupo (pero pueden ser de hogares diferentes), con un máximo de 10 personas por mesa.
  • Los asientos en áreas de bares y mesas comunitarias solo están permitidos si se pueden mantener al menos 6 pies entre las partes.
  • Señale claramente un espacio de 6 pies en cualquier línea para los clientes que esperan para ordenar, recoger alimentos, sentarse o usar el baño, así como en cualquier lugar de recogida o pago.
  • Se debe exigir a los trabajadores que usen guantes cuando entren en contacto con objetos compartidos o superficies que se tocan con frecuencia; o exigir a los trabajadores que realicen la higiene de las manos antes y después de cada contacto.
  • Asegúrese de que los empleados que transportan mesas se laven las manos con agua y jabón y, si usan guantes, cámbielos antes y después de limpiar y desinfectar las mesas.

Aségurate en estar protegido

En números:

  • 27,000 restaurantes se calcula se beneficiarán con el avance de NYC a la fase 3 de reactivación económica.
  • 10,000 salones de cuidado personal, mayoritariamente de manicure y pedicure, se estima podrán operar a partir del 6 de julio.