De Blasio firma paquete de leyes contra la brutalidad policial en medio de alza de la violencia en NYC

Las legislaciones venían siendo analizadas desde hace varios años, pero recibieron un reimpulso tras la muerte de George Floyd

De Blasio firma paquete de leyes contra la brutalidad policial en medio de alza de la violencia en NYC
Protestas recientes del movimiento “Black Lives Matter”, incrementaron los enfrentamientos con policías.
Foto: ARCHIVO / Impremedia

En medio de un clima de recrudecimiento de la violencia en la ciudad de Nueva York y al fragor de los movimientos que piden el cese del racismo y la brutalidad policial, que estallaron luego de la muerte del afroamericano George Floyd, el Alcalde Bill de Blasio firmó este martes seis leyes que tratan de poner un muro a la mala conducta de los uniformados.

El paquete incluye una ley que prohíbe las llaves de estrangulamiento y poner una rodilla en el cuello de una persona. Esta práctica ahora se tipifica como un delito menor.

Otras dos normativas legales mejorarían la transparencia en las interacciones policiales y permitirían a los neoyorquinos presentar demandas en respuesta a supuestas violaciones. La primera reafirmaría el derecho a registrar o grabar la actividad policial y la segunda evitaría que los oficiales protejan sus números de credencial del público.

El mandatario municipal también selló la legislación para crear la supervisión civil del uso de las tecnologías de vigilancia por parte del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y otra que exhorta a desarrollar un esquema disciplinario que describa las sanciones por violaciones e informe públicamente sobre el uso de esa matriz.

Estas leyes venían siendo analizadas desde hace varios años por el Concejo Municipal, pero recibieron un reimpulso a finales de mayo cuando la Gran Manzana ardió durante las protestas contra la brutalidad policial.

“Estamos luchando por lograr una ciudad más inclusiva y aumentar la confianza en NYPD”, específico De Blasio.

Además de la aprobación de este marco normativo que regirá la acción de la Uniformada, la semana pasada la Ciudad llegó a un acuerdo presupuestario para disminuir los fondos de este cuerpo policial en $ 1,000 millones, para redirigirlos a programas sociales.

Todos estas reformas han sido calificadas por Patrick Lynch, líder de la Asociación de Benevolente de la Policía de Nueva York (NYCPBA), como parte de una política “antipolicial” que ha bajado la moral de los funcionarios y está incidiendo en la ascendente tasa de criminalidad y tiroteos en la Gran Manzana.