EE.UU supera los 3 millones de casos de coronavirus y las 131,000 muertes

Las autoridades advierten que el brote está repuntando en la mayoría de los estados del país y que está afectando especialmente a los jóvenes

EE.UU supera los 3 millones de casos de coronavirus y las 131,000 muertes
Florida ha sido el estado más afectado en este repunte de casos.
Foto: CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH / EFE

El número de personas que se han contagiado por coronavirus en Estados Unidos alcanzó este martes los tres millones mientras que la cifra de fallecidos por la enfermedad COVID-19 superó los 131,000, según el conteo de The New York Times y de Worldometers.

La doctora Deborah Birx, coordinadora de la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia, dice estar sorprendida por el reciente repunte, que ha afectado especialmente a jóvenes en la mayoría de los estados del país.

Ninguno de nosotros (expertos de la Administración Trump) anticipó realmente la gran propagación que comenzó en el grupo de edad que va de los 18 a los 35 años“, dijo este mismo martes la doctora Birx en una conferencia del Consejo Atlántico. “Es un grupo de edad que fue muy bueno y disciplinado en marzo y abril. Pero cuando vieron a la gente en las redes sociales, todos salieron a la calle“, apunta.

Las autoridades sanitarias estadounidenses confirmaron que hasta las ocho de la noche (hora del este) se registraron en el país 60,209 nuevos contagios y 1,114 nuevos fallecimientos. Es la primera vez en casi un mes que la mortalidad por COVID-19 supera los 1,000 fallecidos en un solo día. Hace ya más de dos semanas que el epicentro de la pandemia se trasladó a estados del sur y el oeste del país como Florida, Texas, California, Arizona y Georgia.

En total, más de 3,011,500 personas en EE.UU. se han contagiado con coronavirus y al menos 131,200 han muerto, apunta el diario neoyorquino. Los casos crecen en buena parte del país, incluso en algunos estados que retomaron su actividad económica con mayor rapidez en las últimas semanas. Estos datos llegan en el mismo día que el presidente Donald Trump hizo oficial la salida del país de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Medio millón de los nuevos casos se han confirmado desde el 26 de julio, 11 días antes de superar el margen de los tres millones. Durante estas dos últimas semanas los casos han ido en ascenso en, al menos, 37 estados y el conjunto de la nación ha registrado una media de 50,000 contagios diarios en esta última semana.

El Gobierno ha tratado de vincular este incremento al aumento en el número de pruebas pero este argumento no es válido por sí solo ya que el número de personas hospitalizadas y el porcentaje de resultados positivos también es mayor. El cifra de decesos sí que se mantiene muy por debajo de sus picos aunque tendencia podría cambiar en rumbo en unas semanas ya que la curva de muertes siempre va por detrás de la de contagios y la subida podría llegar durante julio.

A pesar de la crudeza de los datos y de las advertencias de las autoridades sanitarias, el presidente Trump ha insistido este martes en abrir las escuelas con el comienzo del nuevo curso el próximo otoño ya que, según él, toda la comunidad educativa está deseando volver a los salones. La Academia de pediatras estadounidenses recomendó encarecidamente las clases presenciales porque, según argumentan, tiene mayores beneficios para los menores.

Instituciones educativas como el distrito unificado de Los Ángeles aún no han decido qué harán (y su curso comienza en poco más de cinco semanas). Y muchos gobiernos locales y estatales están dando marcha atrás o paralizando sus reaperturas y pidiendo a sus residentes evitar las aglomeraciones y llevar mascarilla en público.