¿Cuánto más se podría retrasar el envío de una segunda ronda de cheques de estímulo?

Una de las fechas clave es el 7 de agosto

¿Cuánto más se podría retrasar el envío de una segunda ronda de cheques de estímulo?
El Congreso de Estados Unidos.
Foto: EFE

Si entre el 20 de julio y el 7 de agosto, no se logra aprobar un cuarto y último paquete de ayuda económica que incluya una segunda ronda de cheques de estímulo, los estadounidenses tendrán que esperar mínimo hasta el 8 de septiembre cuando el Senado federal retome las sesiones en el Congreso para saber si se convertirá en ley.

Así se desprende del calendario oficial del máximo foro legislativo. Lo anterior retrasaría las posibilidades de que millones de beneficiarios cuenten con ese ingreso adicional (en caso de ser aprobado) antes de que acabe el verano.

El Senado permanecerá en receso desde el 3 de julio al 20 de julio. Después del 31 de julio, las sesiones legislativas se retomarán el 3 de agosto y se extenderán hasta el 7 del mismo mes, según el calendario legislativo del Senado disponible en la web.

Si los congresistas no llegan a un acuerdo sobre nueva ayuda económica en ese periodo, ya no se volverán a congregar hasta el 8 de septiembre.

“CARES Act” fue aprobada a mediados de marzo, pero no fue hasta abril (casi un mes después) que el IRS empezó a depositar la mayoría de los cheques a cuentas de banco de beneficiarios que tenían la información al día.

A estas fechas, unos tres meses después, agencias como el Servicio de Rentas Internas (IRS) y el Departamento del Tesoro procesan millones de “Pagos de Impacto Económico” que no han sido distribuidos. Se espera que el trámite se extienda hasta septiembre, pero podría ser más tiempo en vista de los inconvenientes para identificar a algunos recipientes como los de bajos recursos que no declaran impuestos.

Partiendo de este análisis y del calendario disponible, la distribución de una segunda ronda de cheques de estímulo podría extenderse hasta finales de año, e incluso hasta el 2021, en caso de que se le dé paso en la Legislatura después del receso de agosto.

El portavoz de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, indicó que a finales de julio se tendría más claro el panorama sobre las posibilidades de un segundo cheque de estímulo.

Recientemente, dejó entrever que un nuevo incentivo iría dirigido a estadounidenses de bajos ingresos o los que ganan $40,000 o menos anuales.