Segundo cheque de estímulo para quienes ganen $40,000 o menos, los retos del IRS

Las herramientas en línea creadas por el IRS para distribuir más eficientemente el primer cheque de estímulo no han sido suficientes

Segundo cheque de estímulo para quienes ganen $40,000 o menos, los retos del IRS
Imagen de archivo de los cheques de estímulo económico que distribuye el Gobierno federal.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Ante la posible aprobación de una nueva legislación en el Congreso de Estados Unidos que disponga para un segundo cheque de estímulo, las autoridades deben asegurarse que el Servicio de Rentas Internas (IRS) y el Departamento del Tesoro cuentan con las herramientas para alcanzar al mayor número de beneficiarios de la manera más rápida y eficiente.

En una audiencia la semana pasada ante la comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, el secretario del Departamento del Tesoro, Steven T. Mnuchin, precisó que se han distribuido cerca de 160 millones de pagos de estímulo para un total de más $260 mil millones de dólares.

El comisionado del IRS, Charles Rettig, por su parte, destacó una cifra similar en una audiencia ante el Senado la semana pasada, aunque reconoció algunas fallas en el proceso.

“Al momento, aproximadamente, 160 millones de pagos de impacto económico han sido distribuidos para un total aproximado de $270 mil millones de dólares”, declaró Rettig según citado por The Hill.

“De todas formas, hay más que hacer. El IRS se mantiene enfocado en asegurarse que todo estadounidense elegible reciba el pago”, admitió el funcionario.

Varios problemas

El proceso que inició a principios de abril con el depósito directo de millones de pagos de impacto económico ha estado marcado por varios inconvenientes.

Muchos de estos están relacionados con la falta de información del IRS sobre recipientes, quienes han tenido que suministrarle a la agencia sus datos personales luego de iniciada la repartición.

Muchos potenciales beneficiarios, a esta fecha, ni siquiera están conscientes de lo anterior.

“No-filers”

A esos fines, la oficina creó la herramienta “No-Filers”, “diseñada para personas elegibles para el pago de impacto económico que no presentaron una declaración de impuestos de 2018 o 2019 y que no reciben beneficios de jubilación; Seguro Social, discapacidad (SSDI, por sus siglas en inglés), de sobreviviente, seguridad de ingreso suplementario (SSI) o beneficios de jubilación ferroviaria”.

La información en la página destaca que las personas que son ciudadanos estadounidense o residentes permanentes, con ingresos brutos que no superaron los $12,200 ($24,400 para parejas casadas) para 2019, y no presentaron una declaración de impuestos de 2018 o 2019 y no se le exigió presentar una declaración de impuestos federales de 2019, pueden hacer uso de la aplicación.

“Get My Payment”

También el IRS creó la herramienta “Get My Payment” para rastrear el estatus de envío.

La anterior tampoco ha estado exenta de problemas.

Usuarios se han quejado de que el sitio no ofrece información precisa y que le muestra un mensaje de error o de “estatus de pago no disponible”.

Según la oficina recaudadora de impuestos, lo anterior se podría deber a que realizan un proceso de revisión por un problema con la información suministrada para el depósito directo o que el pago fue enviado a una cuenta incorrecta, problema recurrente que el IRS ha admitido.

Se suponía que la agencia les enviaría una carta a la dirección más reciente con la que cuentan en sus archivos a cada recipiente en un periodo de 15 días luego de que el pago fue enviado, lo que buscaba alertar al beneficiario de cómo el pago fue realizado y la manera en que puede reportar cualquier falla en el proceso.

Sin embargo, esto no parece haber arreglado del todo el problema y los retrasos.

En vista de la posibilidad de que una nueva ronda de cheques aplique solo a estadounidenses que ganan $40,000 dólares o menos anuales como se ha anticipado, el IRS debe asegurarse que herramientas como las mencionadas estén más accesibles y simplificadas para  los usuarios.

Un reporte reciente de Centro de Presupuesto y Prioridades de Política (CBPP) indica que al menos 12 millones de beneficiarios no han recibido el cheque mínimo que les corresponde de $1,200; la mayoría son personas de bajos recursos que no tienen que declarar impuestos.

El informe precisa que las personas no blancas (como afroamericanos e hispanos) tienen mayor probabilidad de no recibir el cheque de estímulo que distribuye el IRS.

“EIP Card”

Lo anterior no considera los problemas adicionales que trajo el envío de pagos en la forma de tarjetas de débito prepagadas o EIP Card.

El programa piloto del Tesoro federal bajo el que se distribuyeron tarjetas a unas 4 millones de personas no ha sido tan efectivo como se esperaba en vista de que muchos de los recipientes tiraron a la basura el pago bajo la idea de que se trataba de correo fraudulento o una promoción de tarjetas de crédito.

Por esta situación, funcionarios de ambas agencias han tenido que responder a legisladores tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.