Inquilinos marchan para exigir a Legislatura encare crisis de vivienda agravada por COVID-19

Miles de familias de El Bronx claman por la aprobación de tres proyectos de ley para cancelar el alquiler, extender la moratoria de desalojo y volver a alojar a las personas sin hogar

Decenas de inquilinos se apostaron ante la Corte de Vivienda de El Bronx, para hacerse escuchar. CASA
Decenas de inquilinos se apostaron ante la Corte de Vivienda de El Bronx, para hacerse escuchar. CASA
Foto: CASA / Cortesía

Una coalición de inquilinos de El Bronx que acoge a más de mil familias de clase trabajadora marcharon este miércoles para exigir que la Legislatura Estatal de Nueva York apruebe de forma urgente un paquete de leyes para amparar a los inquilinos de los desalojos y se proteja a las personas sin hogar.

Gran parte de las familias han sido golpeadas por la pandemia de COVID-19, no sólo con la pérdida de sus trabajos sino también con la muerte de uno de sus miembros, que eran quienes generaban ingresos al hogar, y en consecuencia, junto a organizaciones defensoras, elaboraron tres proyectos de ley: El primero crea un fondo cancelar el alquiler durante los meses que dure la pandemia; el segundo extiende la moratoria universal de desalojo, y el tercero pide una acción que garantice el realojamiento a las personas sin hogar.

Los inquilinos, convocados por la organización Community Action for Safe Apartments (CASA), iniciaron la marcha en el 1064 Carroll Place, un edificio actualmente en huelga de alquileres, dijeron que con la acción de este miércoles, inician una campaña que tiene como objetivo instar a los legisladores estatales para que aprueben estos proyectos de ley cuando reinstalen las sesiones en Albany, la próxima semana.

“La moratoria de desalojo se ha diluido y terminará efectivamente en agosto. ¡A menos que hagamos algo, los tribunales de vivienda están reabriendo y no existe un plan para la seguridad de los inquilinos! Imagínese si más de un millón de neoyorquinos experimentan desalojo después de este mes, ¿cómo será nuestro estado?, dijo Ervin Bennett, un miembro de CASA, que reside en el 215 E 164 Street

Este paquete de leyes protegerá a todos los inquilinos del desalojo, cancelará la deuda de alquiler que muchos inquilinos desempleados están acumulando y proporcionará alivio inmediato para volver a alojar a los neoyorquinos sin hogar. Estas medidas son cruciales para garantizar que los neoyorquinos vulnerables puedan recuperarse financieramente de COVID-19, argumentó CASA.

Llaman a cancelar los desalojos

Usando mascarillas en prevención de contagio con el coronavirus y entonando consignas tales como: “Nueva York libre de desalojos”, “cancelen los desalojos”, “paguen la renta” y “vivienda para los desamparados”, los inquilinos marcharon hasta la Corte de Vivienda de El Bronx y luego terminaron con una concentración ante la oficina de la asambleísta estatal Latoya Joyner.

La mayoría de las familias provienen de comunidades minoritarias.

En cada parada, los miembros de CASA contaron sus experiencias durante la pandemia de COVID-19.

“No tenemos suficiente dinero para pagar. El arrendador tiene el poder de demandar a los inquilinos y ni siquiera sabemos cuándo será el fin de esta crisis causada por la pandemia. Exigimos una extensión de la moratoria de desalojo para todos los inquilinos, al menos por un año después del estado de emergencia”, dijo Lorenzo, un líder de inquilinos.

“Tenemos una crisis de vivienda en el estado de Nueva York, donde hay cerca de 70,000 neoyorquinos sin hogar. Durante la crisis de covid-19, las personas sin hogar han tenido riesgos de salud mucho mayores y han muerto de manera desproporcionada. Esto no es una coincidencia. Solo en la última semana, más de 100 neoyorquinos que viven en el sistema de refugios han muerto a causa de Covid-19. Si se abren los tribunales de vivienda y no se cancela el alquiler, cada vez más inquilinos quedarán sin hogar “, declaró Sandra Mitchell.

“Este pequeño paquete de ayuda que aprobaron es completamente insuficiente porque está destinado a cubrir una parte de nuestras deudas, y todos los inquilinos debemos dinero que no tenemos”, advirtió Florencio a los legisladores, “Bajo la actual Moratoria de desalojo, nuestro arrendador tiene el derecho a comenzar a llevarnos a los tribunales en agosto. Para entonces ni siquiera habremos salido de esta crisis, pero él tendrá el poder de llevarnos, y millones más como nosotros, a los tribunales para desalojarnos”.

Right to Counsel NYC Coalition, una de las organizaciones que promovieron la marcha dijo que sus demandas consistentes en términos de dejar claro que, “la pandemia de COVID-19 no creó la crisis de la vivienda, pero la está empeorando. Para sobrevivir, los neoyorquinos piden que la Legislatura apruebe que se cancele la renta, se prohíban los desalojos y que los desamparados sea realojados en viviendas”.

Entre tanto, la asambleìsta Latoya Joyner recordó que ha sido patrocinadora del proyecto de ley anterior que proporciona cierto alivio de alquiler a los inquilinos.

“No fue suficiente, por eso estoy patrocinando un nuevo proyecto de ley que lo ampliará para que más personas estén cubiertas y tengan alivio de alquiler, y estoy a favor de mantener los tribunales cerrados y cancelar el alquiler … La vivienda es muy importante para mí, especialmente durante este tiempo de COVID, donde hay tanta gente en padeciendo problemas financieros, mentales y de salud ”, agregó Joyner.

Minorías víctimas del coronavirus

Muchos inquilinos negros, hispanos y de otras comunidades minoritarias, desempleados en Nueva York, son vulnerables al desalojo y son aplastados por la deuda de alquiler que no pueden pagar. De acuerdo con organización CASA, al mismo tiempo, más de 100 neoyorquinos sin hogar han muerto en el sistema de refugios de la ciudad a causa de COVID-19. Casi 1.300 han dado positivo en los últimos cuatro meses y actualmente hay 77 casos positivos. Esos individuos están siendo monitoreados, aislados y están recibiendo tratamiento.

De acuerdo con cifras de la organización, en los últimos tres meses, más del 50% de los hogares negros en Nueva York se retrasó en el alquiler en comparación con el 6% de los hogares blancos. No es suficiente con detener temporalmente los desalojos, lo que necesitamos es que haya justicia en la vivienda, que en Nueva York haya justicia racial y esté libre de desalojos.

“CASA está buscando soluciones reales por parte nuestros representantes estatales”, reiteró la organización.