Gobernador Cuomo amenaza con cerrar bares y restaurantes en NYC si continúan aglomeraciones

Autoridades sancionaron el primer local en Astoria, en Queens, luego que decenas de personas se amontonaran en la calle el fin de semana

El bar Brik de Astoria fue sancionado por la aglomeración registrada el fin de semana fuera de este local.
El bar Brik de Astoria fue sancionado por la aglomeración registrada el fin de semana fuera de este local.
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Este lunes la ciudad de Nueva York inició formalmente la Fase 4 de reapertura con un parte positivo sobre el COVID-19: 716 hospitalizaciones en el último día, (la cifra más baja desde el 16 marzo), solo 8 muertes en todo el estado y contagios por debajo del 2%. Pero al mismo tiempo, y luego de serios desmanes protagonizados el fin de semana en varios puntos de la ciudad, como en Astoria, Queens, donde hubo aglomeraciones descontroladas alrededor de bares del área, el gobernador Andrew Cuomo amenazó con volver a cerrar bares y restaurantes.

“Si no cambian eso, vamos a retroceder la apertura y vamos a cerrar bares y restaurantes (…) los malos restaurantes y dueños van a hacer que todo sea peor para los que están haciendo las cosas bien. Los malos, que están explotando la situación y están haciendo algo ilegal van a empeorar las cosas para todos”, dijo el Gobernador, antes de viajar a Georgia, mostrando su enorme molestia. “Entiendo que el verano está aquí y que hay mucha flexibilidad en algunos trabajos que permite que la gente salga, pero les digo que tienen que parar. Es estúpido lo que están haciendo. No sean estúpidos, es un consejo que alguien mayor les está dando”.

Cuomo criticó también a la Policía y dijo de manera contundente que el NYPD no está haciendo su trabajo en poner orden alrededor de los bares que se han vuelto foco de aglomeraciones.

“Los gobiernos locales están a cargo de hacer cumplir y reforzar la ley, así funciona la vida, y la Policía tiene que hacerlo, y no lo están haciendo“, advirtió el mandatario estatal, aclarando que la labor de dispersar a la gente alrededor de los bares es de los Üniformados y no del Agencia de Licores del Estado, que solo cuenta con 30 funcionarios, quienes actuarán en eventuales casos de recurrencia de violaciones para retirar licencias de licor.

“La Policía no está en estos casos para informarle a la gente que cumpla con el uso de máscaras. Está para hacer cumplir la ley. Son la única línea antre la anarquía y la civilización, y no están haciéndolo, entonces, si las congregaciones siguen y los gobiernos locales no paran esto, lo que va a pasar es que vamos a cerrar. Es simple, 1 + 1 es igual a 2. Todo tiene consecuencias”, destacó Cuomo.”Tenemos que detener esto ahora, de lo contrario habrá una propagación inevitable del virus”.

Tras mencionar que Nueva York no puede permitirse el lujo de perder lo que se ha logrado y advertir que 40 estados del país actualmente están en crisis por los altos contagios del COVID-19, el líder demócrata mencionó que la situación en otras regiones de Estados Unidos es la segunda gran amenaza que enfrentan en este momento los neoyorquinos en su lucha contra el brote.

“El Gobierno federal todavía está en estado de negación y se rehúsa a mirar las señales. Es incompetente y vemos a muchos estados con problemas, porque abrir muy rápido fue un error. Su peor error fue escuchar al Presidente”, agregó Cuomo, reconociendo que aunque ordenó que quienes vengan de estados con altos índices de coronavirus deben permanecer en cuarentena, es difícil hacer cumplir esa normativa al pie de la letra.

El problemas en Astoria

El alcalde Bill de Blasio se sumó al llamado de Cuomo, y aseguró que la amplia mayoría de los habitantes de la Gran Manzana que acuden a bares y los negocios están siguiendo las reglas.

“Solo quiero dejar esto en claro, cuando acordamos permitir que esta parte de nuestra vida regresara, no estaba destinado a ser lo de siempre. Nadie quiere cerrar bares y restaurantes, pero si no cooperan en nuestros esfuerzos para contener el coronavirus, se cerrarán”, dijo el Alcalde, tras advertir que en Astoria habrá mayor despliegue de oficiales de la oficina del Sheriff.

“Al aire libre no significa que la gente deba olvidar todas las lecciones difíciles que hemos aprendido… abrumadoramente la gente que posee restaurantes, bares y sus clientes han sido responsables, inteligentes, han recordado seguir las reglas, pero no en todas partes. Vimos un hacinamiento realmente problemático en Astoria este fin de semana, no lo toleraremos“, indicó el mandatario municipal.

De Blasio mencionó que las cifras del coronavirus en el último día siguen siendo estables y tras informar que el nivel de contagios es del 2% y que en las últimas 24 horas hubo 311 pacientes en UCI y 74 nuevas admisiones a hospitales, pidió a bares, restaurantes y a la propia comunidad, mayor compromiso con las reglas de distanciamiento.

“No está muy extendido (no seguir las normas), pero donde lo veamos tiene que ser detenido. Hay un restaurante en Astoria que fue un punto focal para este hacinamiento. Ha sido cerrado. Y nadie quiere cerrar bares o restaurantes. Todos están sufriendo en este momento, financiera y económicamente”, dijo el Alcalde.

“Necesitamos comprender algunos límites para detener esta enfermedad y nunca dejar que regrese. Entonces, veremos un esfuerzo muy agresivo para hacer cumplir la ley. Es tan claro como esto: no queremos cerrar los restaurantes. No queremos cerrar bares, pero si tenemos que cerrar algunos de ellos, es mucho mejor que ver que el coronavirus comienza a surgir nuevamente en esta ciudad”, agregó.

Sancionan a bar por aglomeraciones

John Zorbas, dueño del bar Brik de Astoria, que fue sancionado por actos de aglomeración el fin de semana, habló con El Diario y aclaró que el sitio no fue cerrado, sino que le retiraron la autorización para tener mesas afuera, algo que considera injusto.

Nosotros siempre hicimos cumplir las normas, pero esa noche (el sábado) había una multitud de gente en Steinway, con hookahs y otras cosas que nada tiene que ver con nuestro sitio. Creo que sancionaron a quien no debían y por ello voy a contratar un abogado para que se haga justicia”, comentó el propietario, advirtiendo que la política de penalización no es la mejor solución para manejar las cosas.

“Gracias a eso, y en medio de esta situación difícil que vivimos todos, esta semana voy a tener que dejar sin trabajo a muchos de mis empleados. El Gobernador y el Alcalde deberían mirar mejor las cosas”, agregó Zorbas.

Y con evidente temor de que sus lugares sean cerrados, no por culpa de ellos sino por malos comportamientos de los clientes, un bartender de un bar en la avenida Broadway de Astoria, hizo un llamado a la Policía a operar mejor.

“Yo siempre salgo y le digo a la gente que no se quede parada en la acera, e incluso he tenido que quitar gente que tiene tragos que no los compró aquí, y la policía pasa, y pasa y no hace nada”, aseguró el latino. “La gente está con estrés, quiere salir, muchos no hacen caso a nosotros y ahí es donde la Policíá, de manera amigable puede intervenir y poner orden, no es una tarea que deban pasarnos a nosotros.

La colombiana Sandra Castro, quien vive en una zona de bares en Astoria, también pidió a la Policía que haga cumplir las normas y de manera descarnada dijo que prefiere que cierren los bares para que la gente agarre escarmiento.

“Me molesta mucho ver todos los díás, mayormente fines de semana a un montón de tontos riéndose, abrazándose y hasta orinando en las calles, felices y sin máscaras, como si no estuviera pasando nada, mientras que es mayor uno trata de cuidarse y protegerse. Eso es no es justo, entonces mejor que cierren bares y restaurantes”, dijo la ofuscada mujer.

Por el contrario, el costarricense Antonio Roldán, pidió al Gobernador que no cierre sitios que ya se abrieron, sino que promueva una campaña educativa entre los adultos de 20 a 29 años, que más se están contagiando.

“La solución no es poner más multas ni castigos, es educar a la gente y mostrarles a los jóvenes que no son super héroes. Pero si cierran otra vez los restaurantes van a pagar justos por pecadores y van a dejar aguantando hambre a muchas familias como la mía”, concluyó.

Coronavirus en NY en cifras:

  • 716 hospitalizaciones en el último día en el estado.
  • 74 de ellas en NYC.
  • 8 muertes en todo el estado.
  • 2% y menos niveles de contagios.
  • 311 pacientes en UCI en NYC.
  • 1 bar perdió permiso de tener mesas afuera.