Por qué los consumidores se olvidaron de los pantalones de jean y cambiaron de prendas durante la pandemia de coronavirus

El confinamiento y las videollamadas hicieron cambiar los hábitos de consumo de las personas
Por qué los consumidores se olvidaron de los pantalones de jean y cambiaron de prendas durante la pandemia de coronavirus
Las ventas de pantalones de mezclilla disminuyeron durante los últimos tres meses.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

La pandemia de coronavirus está dejando una gran cantidad de negocios en bancarrota, entre ellos están los jeans True Religion y Lucky Brand que se declararon en quiebra ante la caída en las ventas durante los últimos meses.

Durante el confinamiento los consumidores se olvidaron de los pantalones de mezclilla y cambiaron sus hábitos de vestimenta. A finales de 2019, se estimaba que la industria de la mezclilla crecería en más de 14 mil millones de dólares para 2024, según un informe de Technavio, una compañía global de investigación y asesoría tecnológica. El coronavirus está afectando a todas las marcas de “vaqueros” en donde la industria de la moda en general vio tendencias de compras y cambios drásticos de los consumidores al quedarse en casa.

Los pantalones de mezclilla han sido sustituidos por la comodidad de telas más cómodas, elásticas y más baratas, señala un informe del Washington Post presentado este martes.

Cuando la mayoría de lo trabajadores de oficinas pensaban que usar un par de pantalones de mezclilla era la opción más cómoda, durante el confinamiento los trabajadores optaron por usar pantalones cortos (shorts) y pantalones holgados para combinarlos con camisas y blusas casuales durante las videollamadas.

Sin embargo la venta de jeans ha sido lenta durante los últimos 5 años. Las marcas True Religion, Lucky Brand y G-Star RAW se declararon en bancarrota desde principios de junio. Joe’s Jeans y Hudson Jeans solicitaron la protección del Capítulo 11 en mayo mientras la emblemática Levi’s registró una caída de un 62% en sus ingresos durante el segundo trimestre y anunció un recorte de 700 trabajadores, el 15 por ciento de su plantilla corporativa.

Relacionado: Levi’s: los clientes regresan a las tiendas “bajo una nueva talla” tras la pandemia.

Las ventas de pantalones de mezclilla disminuyó en dos dígitos durante los últimos tres meses en comparación con el mismo periodo del año pasado señaló la empresa de investigación NPD Group al Post.

En 2019 los estadounidenses gastaron cerca de $17,000 millones de dólares en jeans, un 5 por ciento menos que los casi $18,000 millones ganados en 2014, según Euromonitor Internacional.

En mayo Dan Bartlett, vicepresidente ejecutivo de asuntos corporativos de Walmart informó que las personas que trabajaban desde casa estaban más preocupadas por su apariencia de la cintura para arriba, razón por la que las ventas de productos como camisas, blusas y sudaderas se habían incrementado.

Relacionado: ¿Por qué las videoconferencias están incrementando las ventas en Walmart de camisas pero no de pantalones?

Según el Post empresas como Gap registraron un aumento en las ventas de joggers, leggings y pantalones tipo chándal o deportivos para hombres.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos señala que las ventas de ropa han bajado casi un 40 por ciento en lo que va del año debido a que más de 30 millones de estadounidenses solicitaron beneficios por desempleo y por estar preocupados por el efecto a largo plazo que tendrá la recesión en sus finanzas personales.

También te interesará: