Cómo hacer una tarta de espinaca fácil y liviana

Las tartas saladas son una delicia de verano que te sacará de cualquier apuro. Aprende a preparar esta deliciosa, saludable y ligera tarta de espinacas
Cómo hacer una tarta de espinaca fácil y liviana
Las tartas son una grandiosa opción de platillo para los días de calor, son saciantes y muy versátiles.
Foto: Imagen de StockSnap en Pixabay / Pixabay

Las tartas saladas son una extraordinaria opción para disfrutar de los días de verano. Lo cierto es que normalmente estamos acostumbrados a comprar la masa, sin embargo está receta de Tarta de espinaca es la alternativa perfecta para hornear en casa y sin complicaciones.

Resulta una gran opción para los días en que tenemos pocos ingredientes a la mano, ya que la masa se elabora con productos básicos de despensa como la harina, aceite de oliva, agua y sal. Otra genialidad es su delicioso, saludable y ligero relleno de espinaca, resulta la opción perfecta para los días de calor. Lo mejor de todo es que una vez que aprendas a preparar la masa puedes crear todo tipo de variantes de tartas integrando tus vegetales favoritos o mejor aún los de temporada, siempre serán los más frescos. 

Las tartas saladas te sacarán de muchos apuros ya que puedes integrarlas en prácticamente todo menú, son una práctica y deliciosa opción para almuerzos, brunch, comidas, cenas y picnics.También tienen la genialidad de combinar de maravilla con todo tipo de ensaladas, ceviches vegetarianos, vegetales al grill y purés.

Receta de tarta de espinaca ligera:

Para la masa:
  • 300 gramos de harina
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 125 ml de agua 
  • 1 pizca de sal
Para el relleno:
  • 1 cebolla blanca
  • 100 gramos de queso crema
  • 150 gramos de queso mozzarella
  • 2 huevos
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 paquete de espinacas baby 

Paso a paso:

  1. Para hacer la masa de tarta: En un bowl mediano coloca la harina y el aceite de oliva, mezcla gentilmente poco a poco. Ve agregando poco a poco el agua y amasa con las manos o la ayuda de una espátula, cuando la harina se incorpore por completo forma una bolita de masa. Empaca con film de plástico y reposa en refrigeración por 30 minutos. 
  2. Para el relleno: Pica la cebolla en finas julianas, en un sartén agrega un toque de aceite de oliva y saltea hasta que se vuelva transparente. Posteriormente agrega las hojas de  espinaca bien lavadas y permite que se evapore, verás como se reduce su tamaño.
  3. Saltea bien los ingredientes del relleno y agrega el queso crema permitiendo que se incorpore por completo. Apaga el fuego y reserva hasta que se enfríe. 
  4. Para montar: Pasado el tiempo de reposo de la masa, extiéndela con la ayuda de un rodillo, dejando unos 3 mm de grosor. Cubre en el molde para tarta previamente engrasado, retira la masa sobrante y pincha la base con la ayuda de un tenedor (para evitar que se infle). En el horno precalentado a 180ºC hornea la base de 5 a 8 minutos.
  5. Incorpora el huevo en la mezcla del relleno, nuez moscada, sal y pimienta. Revuelve bien.
  6. Paso final: Retira el molde del horno, vierte la mezcla del relleno y finaliza con el queso mozarella rallado.
  7. Hornea en la misma temperatura por 15-20 minutos.