Desamparado se reúne con su familia 20 años después

Detrás de cada persona sin hogar hay una historia que desconocemos, intentar dar visibilidad y ayudar es lo mejor que podemos hacer
Desamparado se reúne con su familia 20 años después
California tiene una crisis de vivienda que afecta a más de 100 mil personas.
Foto: FREDERIC J. BROWN/AFP/Getty Images

Un hombre sin hogar se reunió con su familia después de 20 años sin verlos, gracias a que una mujer escuchó su desgarradora súplica.

Randi Emmans-Bailyn paseaba a su perro a poca distancia de su casa cuando se encontró con un vagabundo.

El hombre, Franklin, estaba murmurando para sí mismo cuando ello lo notó. Lo que escuchó fue desgarrador, según informa el Daily Star.

El hombre estaba confundido sobre por qué la gente que pasaba junto a él se burlaba y lo miraban con desprecio.

Hablando en voz alta, Franklin dijo: “¿Por qué la gente simplemente se para y me mira o se ríe de mí?”

Entristecida por sus palabras, la mujer le contó a su novio, John Suazo, para averiguar cómo podían ayudar al hombre. Lo que hicieron cambió su vida para siempre.

Desde que Randi comenzó una organización benéfica en 2014 llamada Project Backpack, que ayuda a las personas sin hogar en Los Ángeles, sabían qué hacer.

La pareja le proporcionó una de las mochilas que ofrecen a las personas sin hogar en la ciudad, que está llena de comida, agua, calcetines y otras necesidades.

Y durante la conversación con Franklin, Randi y John conocieron más sobre su vida. Fue así como descubrieron que no había visto a su familia durante 20 años.

Una vez que escucharon esto, inmediatamente se pusieron como objetivo encontrar a la familia. Rápidamente hicieron varias llamadas, en un intento por reunirlos.

Finalmente, consiguieron localizar al tío de Franklin, quien más tarde voló a Los Ángeles para llevarlo a casa. Resulta que la familia de Franklin también lo había estado buscando durante mucho tiempo.

La historia merecía ser compartida en redes sociales, para que todo el mundo sea consciente de que puede marcar la diferencia.

Randi recordó que debemos hacer todo cuanto esté en nuestra mano para no hacer que las personas sin hogar se sintieran invisibles.