Nueva York no hace suficientes pruebas de COVID-19 en las prisiones

Coalición acusa al estado de no contar con un plan integral para salvaguardar la población carcelaria durante la pandemia

Nueva York no hace suficientes pruebas de COVID-19 en las prisiones
La NYUJ asegura que el estado de Nueva York tiene un enfoque equivocado de la seguridad en las prisiones durante la pandemia.
Foto: Archivo / Impremedia

NUEVA YORK.- La tasa de pruebas de COVID-19 en las prisiones de Nueva York, actualmente situada en 22,72%, está muy por debajo en comparación con otros estados, inclusive con Nueva Jersey, por lo que una organización defensora de los derechos civiles exigió este martes que el estado de Nueva York desarrolle e implemente un plan integral para salvaguardar el sistema de justicia penal del estado durante la pandemia.

La New Yorkers United for Justice (NYUJ), una coalición estatal compuesta por organizaciones sin fines de lucro reveló que, a pesar de un nuevo informe del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) que destaca la necesidad de hacer pruebas masivas en las instalaciones correccionales, datos recopilados por la organización la semana pasada muestran que Nueva York, que hasta hace poco solo evaluó a individuos encarcelados con síntomas de COVID-19, continúa probando su población encarcelada en tasas muy limitadas.

“Hasta el día de hoy, el Departamento de Correccionales y Supervisión Comunitaria (DOCCS) no ha presentado un plan transparente y completo para hacerle la prueba a todos los neoyorquinos afectados por la pandemia, desde las personas encarceladas, el personal hasta los encargados de hacer las transferencias en el sistema carcelario, deben estar alineados en un plan de respuesta acorde con los estándares de salud pública”, dijo Khalil A. Cumberbatch, asesor principal de la NYUJ.

El estudio de los CDC

Según Cumberbatch, el estudio de los CDC encontró que los casos asintomáticos y presintomáticos representaban entre el 40% y el 45% de las personas infectadas en entornos correccionales. Hasta hace poco agregó, el DOCCS enfocaba sus limitados esfuerzos de pruebas solo en los neoyorquinos encarcelados que presentaban síntomas de COVD-19, a pesar de los desafíos extraordinarios que presentan las prisiones para contener y prevenir adecuadamente los brotes.

De acuerdo con datos que maneja la NYUJ, el índice de pruebas del sistema penitenciario de Nueva York es pésimo cuando se compara con otros estados como California, Texas, Ohio, Michigan, Wisconsin, Missouri y su vecino, Nueva Jersey.

A partir del estudio de los CDC de que las pruebas masivas en las instalaciones correccionales dieron como resultado un aumento medio de 12,1 veces en los resultados positivos de las pruebas, los datos de Nueva York detallan un enfoque peligrosamente decepcionante de la seguridad en las prisiones durante esta pandemia. En tal sentido la NYUJ, están exigiendo un cambio de política, la misma que debe ser contemplada desde marzo, en que empezó la crisis de salud.

“Las políticas de otros estados están en sintonía con el hecho bien documentado de que las cárceles son zona cero para el COVID-19 y están listas para que el virus se propague a las comunidades más amplias que rodean las instalaciones. Por ejemplo, nuestro vecino New Jersey hace mucho tiempo que evaluó a toda su población carcelaria y ahora está en el proceso de volver a evaluar a cada individuo que originalmente dio negativo”, agregó Cumberbatch.

El asesor insistió que, en Nueva York, los neoyorquinos encarcelados y el público necesitan que el estado a través del DOCCS presente un plan de forma inmediata, que examine a todas las personas en el sistema penitenciario independientemente de los síntomas, reduzca la población carcelaria existente y limite el ingreso de detenidos al sistema carcelario.

“El DOCCS no solo es directamente responsable de proteger a decenas de miles de personas para que no contraigan la enfermedad COVID-19, sino que también está en el deber de prevenir el peligro si el virus se propaga desde sus instalaciones a las comunidades de todo el estado”, concluyó el portavoz de NYUJ.

La NYUJ argumentó en su reclamo que, el COVID-19 no se puede contener dentro de las prisiones estatales; la propagación del virus tras las rejas amenaza a todas las comunidades. Así mismo destacó que, la falta de pruebas de rutina y consistentes en las prisiones del estado de Nueva York sigue siendo un gran punto ciego que no solo pone en peligro a quienes están encarcelados y trabajan en el sistema de correccionales, sino que amenaza el éxito del proceso de reapertura de Nueva York.

Mitigar la propagación

La organización observó que, así como Nueva York desarrolló precauciones para reabrir de manera segura a restaurantes, tiendas y negocios en todo el estado; ahora, exige que se garantice que se toman las mismas precauciones en todo el sistema de justicia penal para mitigar la propagación del virus.

Advirtió que las prisiones son solo una faceta del sistema de justicia penal que debe abordarse. Por tal razón, dijo, las salas de audiencias abarrotadas, por ejemplo, pueden contribuir a la transmisión del virus y pueden presentar enormes riesgos para todo el personal de la corte, abogados, testigos, acusados ​​y el público en general.  La reapertura de los tribunales debe estar guiada por un consejo médico independiente. NYUJ ha desarrollado principios recomendados para que el sistema de justicia del estado minimice el riesgo de nuevos brotes al depender de las prácticas posteriores al COVID en materia de vigilancia, sentencia, encarcelamiento y supervisión.

Casos de COVID-19 entre prisioneros y personal correccional

  • California Prisioneros 10,130        Personal 2,563
  • Texas                           18,785                        4,091
  • Ohio                            5,741                           1,048
  • Michigan                    4,620                            443
  • Wisconsin                     534                             170
  • Missouri                        805                             253
  • Nueva York                   755                           1,318
  • Nueva Jersey               2,976                             971