Militares no sacarán a la fuerza a Trump si pierde las elecciones y se resiste a aceptar los resultados

"No veo a los militares de EEUU como parte de este proceso", dijo el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, el general Mark Milley

El teniente general Mark Milley (i), comandante general de la base Fort Hood, y el senador estadounidense John Cornyn (d) se dirigen a periodistas en la base militar de Fort Hood. (Archivo  / Efe)
El teniente general Mark Milley (i), comandante general de la base Fort Hood, y el senador estadounidense John Cornyn (d) se dirigen a periodistas en la base militar de Fort Hood. (Archivo / Efe)
Foto: EFE

WASHINGTON – El jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, el general Mark Milley, avisó este viernes que los militares no intervendrán ante una eventual disputa tras las elecciones de noviembre a la Casa Blanca.

“La Constitución y las leyes federales y estatales establecen procedimientos para llevar a cabo elecciones y para resolver disputas sobre el resultado de las elecciones. No veo a los militares de EEUU como parte de este proceso”, dijo Milley.

El alto militar respondió así por escrito a las preguntas de dos congresistas demócratas pertenecientes al Comité de Servicios Armados de la Cámara Baja y dijo “creer profundamente en el principio de unas Fuerzas Armadas apolíticas”.

“En el caso de una disputa sobre algún aspecto de las elecciones, por ley, los tribunales de EEUU y el Congreso de EEUU están obligados a resolver cualquier disputa, no las Fuerzas Armadas”, insistió Milley.

En algunos círculos demócratas se ha especulado que ante una eventual derrota en las elecciones de noviembre, el presidente Donald Trump podría negarse a abandonar el poder.

Tal y como hizo en 2016, Trump ha rechazado comprometerse a reconocer el resultado en caso de perder.

El propio candidato demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, se refirió en una entrevista semanas atrás a esta posibilidad y se mostró confiado en una intervención militar para desalojar a Trump.

“Lo prometo, estoy absolutamente convencido de que lo escoltarán fuera de la Casa Blanca con gran rapidez”, dijo Biden.

Milley participó a principios de junio de la foto que Trump se hizo Biblia en mano frente a una iglesia cercana a la Casa Blanca para la cual la Policía cargó contra una manifestación del Black Lives Matter que estaba en el lugar.

Días después, el general consideró un error haber participado en la fotografía.

“Mi presencia en ese momento y en ese clima creó la percepción de que los militares están implicado en la política interna”, añadió.