Pronostican victoria inicial de Trump en la noche electoral, pero el resultado cambiaría días después

Compañía demócrata de datos adelanta que el conteo de votos será confuso y dará lugar a caóticas jornadas poselectorales

Pronostican victoria inicial de Trump en la noche electoral, pero el resultado cambiaría días después
Según los analistas, el éxito de Biden se confirmaría días después de los comicios.
Foto: TANNEN MAURY / EFE

La noche electoral del 3 de noviembre se prevé confusa, con el presidente Donald Trump como aparente ganador tras el cierre de los colegios de votación, algo que puede cambiar días después tras el recuento del voto por correo, que será masivo, según analistas electorales.

En una entrevista con Axios, la firma de análisis electoral Hawkfish, fundada por el excandidato demócrata y empresario Mike Bloomberg, considera que Joe Biden, que disputará la Presidencia a Trump, ganará los comicios, pero esa victoria no se confirmará hasta varios días después. Esta situación augura unas jornadas poselectorales caóticas.

Los analistas consideran que debido a la pandemia de coronavirus el voto por correo podría representar un histórico 40% del total, y la posibilidad de que esas papeletas se reflejen en el recuento más tarde que las depositadas en las urnas provocaría un “espejismo rojo“, en referencia al color de los republicanos.

Esto significa que en las primeras horas tras el cierre de los colegios, el republicano Trump mostraría una amplísima ventaja en número de votos electorales (asignados ponderadamente a cada estado) frente al demócrata Biden, pero sería este quien acabaría por proclamarse ganador con el conteo del voto por correo.

El modelo estadístico utilizado por estos analistas demócratas asume que los votantes republicanos participarán en mayor porcentaje en las elecciones de manera presencial, acudiendo a los centros de votación, mientras que los demócratas optarán en masa por el voto por correo, el menos arriesgado ante el peligro que supone la pandemia de COVID-19.

Los analistas esperan que 69% de los votantes demócratas voten mediante algunas de las modalidades por correo disponibles, mientras que los republicanos solo lo harían en un 19%.

Trump ha sido muy crítico con el voto por correo, ya que lo considera fraudulento, algo que expertos e incluso gobernadores republicanos han negado repetidas veces, y un escenario de confusión electoral podría ser extremadamente peligroso para la legitimidad de los resultados.

Josh Mendelsohn, consejero de Hawkfish, aseguró en la entrevista que “veremos a Trump en una posición más fuerte en la noche electoral frente a lo que será la realidad. Estamos haciendo sonar la alarma porque creemos que es una posibilidad muy real”.