Crea un sabor de pizza tan bizarro que le llueven las críticas y su mujer le pide el divorcio

El cocinero amateur ha recibido amenazas de muerte por su idea

Cuando a Stellan Johansson de Skottorp, Suecia, su hermano le regaló 10 kg de kiwis la Navidad pasada, no tenía ni idea de qué hacer con ellos.

Había demasiados para comerlos frescos, sin que, por supuesto, terminaran con un terrible dolor de estómago, por lo que Stellan decidió que sería “divertido” usarlos en algún tipo de platillo extraño y único.

Su amigo Bjørn, de Noruega, siempre hablaba de los extraños platos a base de plátano que le apetecía probar, y Stellan pensó que haría lo mismo, reemplazando los plátanos por kiwi. No tenía idea en este momento de cuán polémica resultaría ser esta idea.

Desde el principio del año, Stellan empezó a probar y hacer experimentos en la cocina. Así llegó a hacerse viral con su extraña pizza en línea. Muchos amantes de la comida expresaron estar en shock ante la propuesta, ya que causaba repulsión al ver el kiwi sobre el queso caliente.

Una fotografía de la pizza se volvió viral e incluso provocó conversaciones tensas entre los usuarios.

Stellan tenía la intención de que la foto de la pizza fuera una simple “broma” en Facebook, y se sorprendió cuando de repente se convirtió en una noticia en toda regla, con periodistas y presentadores de programas de radio deliberando sobre la creación de la cocina de Stellan.

Este platillo, aparte de una experiencia surrealista, también ha tenido algunas consecuencias negativas para Stellan, incluida la ruptura de su matrimonio.

“Hice mi pizza de kiwi a principios de enero y el mundo ha cambiado mucho desde entonces. Hay una pandemia mundial y me divorcié.

La pizza de kiwi no causó el coronavirus, a pesar de que me han acusado de ello, pero creo que la pizza de kiwi contribuyó a mi divorcio”, explicó a Unilad.

Según Stellan, su esposa pensó que la idea de cocinar con kiwi era “estúpida” y se enojó aún más cuando la pizza llegó a los titulares. Aparentemente, las cosas no estaban bien entre ellos antes de la controversia del kiwi, pero luego fueron cuesta abajo incluso más.

Además de este golpe significativo en su vida personal, Stellan también ha tenido que soportar algunos comentarios de odio, e incluso amenazas de muerte. Ha recibido aproximadamente 50 amenazas de muerte en total y cree que todas ellas fueron enviadas por “italianos que viven dentro o fuera de Italia”.

La mayoría de los comentarios, según Stellan, son “principalmente sobre que así se destruye la cultura italiana y que debería morir”.

Aunque ha recibido muchos mensajes positivos en los meses transcurridos desde que se volvió viral, pesan más las palabras hirientes. Afortunadamente, Stellan no se ha tomado en serio este tipo de comentarios.