La reaparición de Leo Messi: discreta pero al menos se le vio sonreír

Luego del "Episodio del Burofax", el argentino se vistió de nuevo de azulgrana

La reaparición de Leo Messi: discreta pero al menos se le vio sonreír
Leo Messi jugó 45 minutos en su reaparición.
Foto: EFE

El primer partido de la “Era Koeman” resultó un triunfo para el Barcelona. El rival fue el Nástic Tarragona de Segunda B, que intentó plantar cara con más ímpetu que recursos futbolísticos; aún así, hubo varias enseñanzas que el nuevo técnico holandés seguramente aplicará de cara a la temporada.

Pero por supuesto que más allá de los destellos de buen fútbol que tuvieron los jugadores más jóvenes del equipo, lo que acaparó la atención fue la reaparición de Leo Messi vestido de azulgrana por primera vez desde el ya conocido “Episodio del Burofax”.

Messi tuvo una reaparición discreta durante los 45 minutos que estuvo en el campo; arrancó como extremo derecho pero se movió con libertad en todo el frente del ataque alternándose con Pedri, la joven promesa, al que todos esperan que Messi “apadrine”, para ser el primer partido juntos, se notó que puede haber química.

Al argentino se le vio sonriendo en varias ocasiones, al parecer lo estaba disfrutando.

Messi evitó cualquier protagonismo e incluso le dejó el cobro de el penal del primer tiempo al francés Antoine Griezmann, pero se le vio metido en el partido y disfrutando del partido de preparación.