$3,200 millones menos para las cuentas de Nueva York

El COVID-19 sigue deprimiendo la recaudación fiscal en un Estado que no puede tener déficit.

$3,200 millones menos para las cuentas de Nueva York
El contralor del Estado de Nueva York, Thomas DiNapoli, en una reunión con El Diario./Pablo Ayerra
Foto: El Diario

El coronavirus ha contaminado la economía y las cifras lo sufren. La menor actividad comercial y el elevado desempleo han dejado a las cuentas del estado en agosto con $3,200 millones menos que el año pasado.

Los ingresos fiscales estuvieron el mes pasado ligeramente por encima de las previsiones hechas por la Division of Budget (DOB) pero no son suficientes para la necesaria financiación de servicios de educación, salud “y otros servicios vitales en el presupuesto de este año”, explicaba en un comunicado el contralor del estado Thomas DiNapoli.

El contralor advierte en su informe que el agujero en el presupuesto creado por la pandemia está profundizándose y “a no ser que Washington provea alivios fiscales a Nueva York se tendrán que tomar decisiones presupuestarias dolorosas en el futuro”.

En lo que va de año la recaudación fiscal por impuestos personales es un 6.7% menor que el año pasado y la de ventas un 7.8% menos que el año anterior. Aunque se han reducido los gastos la situación es complicada porque hay más necesidad de financiar el gasto social pero también hay un mandato legal de cerrar las cuentas anuales de los estados sin déficit.

Los demócratas aprobaron en la Cámara de Representantes a mediados de mayo una inyección de capital para los estados de casi $1 billones ($1 trillion en inglés). Desde entonces y hasta ahora los republicanos en el Congreso han venido tumbando esta y otras medidas de alivio federal ante la pandemia.

DiNapoli criticó ayer la distribución de los fondos federales de ayuda bajo el CARES Act diciendo que podrían haberse enfocado a localidades que hayan sufrido más por el virus en vez de hacerse siguiendo los datos más reciente del Censo. Su análisis revela que ls comunidades con altas tasas de infecciones de COVID han gastado la mayor parte del dinero que recibieron pero las que no han tenido ese problema tan grave no lo han hecho”.

Si los $27,600 millones del CARES Act para ayuda directa a gobiernos locales en todo el país se hubiera distribuido según el porcentaje de casos confirmados la ciudad de Nueva York habría recibido $579 millones más de los que tuvo, es decir, unos $2,000 millones en total.