5 consejos para cambiar tus hábitos alimenticios nocivos en una semana

Modificar los hábitos alimenticios es crear un nuevo y saludable estilo de vida, que se relaciona con beneficios para perder peso, vivir más y mejor

5 consejos para cambiar tus hábitos alimenticios nocivos en una semana
Despedirte de los hábitos alimenticios nocivos que deterioran tu salud será más sencillo, con estos prácticos consejos.
Foto: Imagen de Karolina Grabowska en Pixabay / Pixabay

Ya lo sabemos y lo hemos escuchado hasta el cansancio: una alimentación saludable y equilibrada, es la llave para gozar de un peso saludable, buena salud y vivir más. Lo cierto es que seguir una dieta basada en alimentos de calidad y que sean realmente nutritivos es todo un reto y en muchas ocasiones nos lleva a cuestionarnos más a profundidad sobre nuestros hábitos alimenticios diarios. 

Los hábitos y costumbres cotidianas que sigue cada persona definen su estilo de vida y en gran parte son aspectos determinantes en su estado de salud. Sin embargo la sociedad actual se ha destacado por vivir de manera sedentaria, con altos niveles de estrés y llevar una alimentación deficiente, que a la larga se deriva en deficiencias nutricionales que causan enfermedades.

Entre las principales recomendaciones de especialistas en nutrición, bienestar y salud, para crear la verdadera disciplina de comer saludable, se encuentra la relevancia de revisar a consciencia los hábitos alimenticios diarios; los cuales en su mayoría son nocivos y representan una de las primeras dificultades para perder peso.

La buena noticia es que el primer paso para vivir de manera más saludable, radica en realizar ajustes en nuestro estilo de vida y es por ello que diversas organizaciones de salud a nivel mundial recomiendan seguir los siguientes consejos:

1. La importancia de tomar consciencia

Para realizar ajustes en nuestro estilo de vida es necesario identificar aquellos hábitos que consideramos perjudiciales y que se han vuelto parte de la rutina diaria, lo que sucede es que en muchas ocasiones no somos ni siquiera consientes de ellos. Un buen consejo es anotar todas las conductas que consideremos nocivas, tómate varios días para realizarlo a consciencia. Divide la lista en dos columnas: la primera deberá contener la lista de aspectos en presente que deseas cambiar y la segunda la estrategia a futuro para tomar acción. Por ejemplo: “Tomo más refresco y bebidas azucaradas que agua “- “Hoy tomo suficiente agua y evito las bebidas comerciales.” Subraya con algún color los cambios que deseas realizar enfocados a hábitos alimenticios y ejercicio, se volverán tus metas y te servirán de inspiración para lograr resultados fijos y más concretos, te sorprenderás como se empiezan a generar cambios positivos en todo tu estilo de vida.

2. Crea metas muy específicas, con resultados medibles

Es cierto que crear un cambio puede ser abrumador, es por ello muy importante que seas paciente y respetuoso con el proceso. Una buena recomendación es establecer metas fijas y lo más claras posibles, ser específico trae mucho mejores resultados que establecer muchos objetivos generales.  A la vez diversos especialistas aconsejan que las metas sean simples y medibles día con día, es la manera en la que gradualmente conseguimos un cambio de hábitos real y transformamos nuestro estilo de vida. Crear pequeños retos es de gran utilidad, algunas ideas:

  • Realizaré 30 minutos de actividad física. 
  • Tomaré dos litros de agua al día.
  • Evitaré el consumo de bebidas azucaradas, alimentos procesados y comidas rápidas. 
  • Cocinaré en casa menús bien planeados y equilibrados.

3. La clave del éxito: Una buena organización

Todo tiene un orden, una vez que has detectado los cambios que deseas realizar y establecido metas firmes, el siguiente paso es poner en marcha un plan. Organizarte para cumplir con tus metas es gran parte del éxito, para lograrlo con más claridad define las necesidades para cumplirlas. En muchas ocasiones todo gira entorno a las compras semanales y la planeación de los menús, un buen consejo es realizar esta estrategia todos los domingos así estarás listo para iniciar la semana. A la vez es una buena manera para inspirarte y crear una sana rutina semanal según tus actividades y horarios. Basa las compras semanales en alimentos integrales dando prioridad a los ingredientes naturales y ricos en nutrientes, opta por abundantes frutas y verduras, proteínas magras, cereales de grano entero, semillas, frutos secos y alimentos fermentados. 

4. Inicia con un detox

Normalmente nos esperamos a que sea realmente necesario realizar un cambio en nuestra alimentación: ya sea porque subimos mucho de peso o porque se presentan síntomas como el cansancio extremo, dolores de cabeza, apatía, mal humor, padecimientos digestivos, problemas de concentración y mal rendimiento, todos son señales de alerta que suelen derivarse en enfermedades. Iniciar el proceso de cambio de hábitos con algún plan detox puede ser una valiosa introducción, si bien al inicio podrá ser un poco difícil; al cabo de algunos días te sentirás mucho mejor, el cuerpo comienza a liberar toxinas, eliminar la retención de líquidos, todos los órganos y sistemas funcionan mucho mejor. El resultado es impresionante te sentirás mucho más ligero, ágil e inclusive con más energía y ánimo, para iniciar el camino a un nuevo y saludable estilo de vida. Sin lugar a dudas es una gran manera de motivarte y preparar al cuerpo para lo que viene.

5. Crea un reto de 21 días

Seguramente has escuchado sobre la importancia de darle 21 días a cualquier proceso, para realmente generar un hábito y es cierto. El sustento científico de esta creencia surge gracias al médico cirujano el Dr. Maltz, quien comprobó a través de sus pacientes con amputaciones que se requieren 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y se pueda crear una nueva. Es por ello que es importante que te involucres de lleno con tu proceso y le des el tiempo necesario, para realmente cambiar de página y volver de un cambio de hábitos, una nueva forma de ver la vida.