MTA anuncia más medidas para reducir presencia de indigentes en el Metro de Nueva York

Buscan "mejorar la seguridad y la limpieza" en todo el sistema

MTA anuncia más medidas para reducir presencia de indigentes en el Metro de Nueva York
El cierre nocturno no ha acabado con el problema
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

La junta de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) votó unánimemente el miércoles para activar las reglas de emergencia decididas en abril que facilitarían a los policías desalojar a las personas sin hogar y sus pertenencias del Metro de Nueva York.

Las medidas incluyen la prohibición de “cualquier carro con ruedas de más de 30 pulgadas de largo o ancho” y el requisito de que los pasajeros no pasen más de una hora dentro de una estación en particular.

Los funcionarios de tránsito instituyeron los cambios en abril, cuando las quejas de trabajadores y pasajeros aumentaron sobre la indigencia en el Metro, en medio de la preocupación sanitaria por la pandemia de COVID-19.

Poco después, el 6 de mayo, el gobernador Andrew Cuomo activó un cierre aún vigente de cuatro horas cada madrugada, para desalojar el Metro y realizar limpiezas profundas, interrumpiendo un servicio histórico de 24 horas.

Las nuevas reglas también prohíben algo tan obvio como defecar o “vapear” en vagones o plataformas.

En declaraciones a los miembros de la junta el miércoles, el abogado general de la MTA, Thomas Quigley, dijo que las reglas “están diseñadas para mejorar la seguridad y la limpieza en todo el sistema”.

“Esto es especialmente importante a medida que nos esforzamos por mantener los trenes, autobuses, estaciones y terminales limpios e higiénicos durante la pandemia”. El cambio de reglas se publicó en el registro estatal en mayo y no recibió comentarios públicos, agregó Quigley.

Los líderes del tránsito insistieron en que el objetivo no es “criminalizar” a las personas sin hogar, sino proteger al público y los empleados. El coronavirus ha matado a 131 trabajadores del tránsito público en NYC, acotó New York Post.

Antes de la crisis económica de la pandemia, ya NYC tenía un número récord de personas sin hogar80 mil, según cifras reveladas en octubre de 2019 por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano Federal (HUD), lo que ya suponía 15 mil más de los estimados por el gobierno municipal.

La liberación de presos durante el coronavirus, las tensiones policiales, el recorte de fondos y el cierre nocturno del Metro para desinfectar y desalojar indigentes han sido factores agravantes de una crisis que ha sido constante en la gestión del alcalde Bill de Blasio iniciada en 2014.

En julio, alegando falta de fondos NYPD cerró su unidad dedicada a personas sin hogar.