Poderosas razones según Harvard para iniciar una dieta basada en plantas, pierde peso y recupera salud

Descubre el inmenso poder terapéutico de seguir una dieta basada en plantas. Es la llave para disfrutar de un peso saludable, prevenir enfermedades degenerativas y vivir por más años

Poderosas razones según Harvard para iniciar una dieta basada en plantas, pierde peso y recupera salud
Seguir una dieta basada en plantas, se relaciona con extraordinarios beneficios para el sistema cardiovascular, digestivo, cerebral y nervioso.
Foto: Getty Images

Últimamente todos hablan sobre los inmensos beneficios de seguir una dieta basada en plantas, lo cierto es que más allá de ser una moda o tendencia actual; es un estilo de vida que se relaciona directamente con el control de peso a largo plazo, la prevención de enfermedades degenerativas y la longevidad. Lo mejor de todo es que se trata de un estilo de alimentación que apoya y promueve la buena conservación del medio ambiente.

A lo largo de los años se han creado diversos mitos sobre la dieta basada en plantas, sin embargo cada día se cuenta con más referencias científicas que avalan su potencial terapéutico. Tal es el caso de diversos trabajos de investigación realizados por la prestigiosa Universidad de Harvard, en los cuales se recomienda seguir este estilo de alimentación, para estar realmente saludables.

Lo cierto es que en algún momento fue una dieta muy criticada pues algunas personas creían que se basaba únicamente en el consumo de frutas y verduras, lo cual es completamente falso. Una dieta basada en plantas se caracteriza por integrar la ingesta de alimentos integrales de gran potencial terapéutico como es el caso de nueces, semillas, aceites, cereales integrales, legumbres y frijoles. 

Otra de las principales virtudes de este estilo de alimentación, es que no significa volverse vegetariano o vegano y nunca más volver a comer carne, huevos o productos lácteos. Más bien se trata de elegir proporcionalmente más alimentos de fuentes vegetales. Aprender a tomar decisiones más saludables en lo que alimentación respecta, no sólo es la llave para conseguir un peso saludable; se relaciona con extraordinarios beneficios curativos de los cuales hablaremos más adelante.

Las dietas basadas en plantas más populares

En los últimos años han salido a la luz todo tipo de tendencias y pautas alimenticias que se relacionan con sus beneficios para perder peso y ganar salud. Sin embargo existen dos grandes corrientes que nunca pasarán de moda y que hoy en día, son las que más seguidores han adquirido: la dieta mediterránea y la dieta vegetariana. Con base en ello actualmente contamos con numerosos trabajos de investigación especializados en nutrición, que se han dedicado a examinar los patrones de alimentación de estas dos reconocidas dietas basadas en plantas.

1. Sobre la dieta mediterránea:

La popularidad de la dieta mediterránea en los últimos años ha crecido como la espuma y no ha sido en vano, lo cierto es que se trata de un estilo de vida, que va mucho más allá de una simple pauta nutricional. La dieta mediterránea es una herencia cultural de lo más saludable y deliciosa, que promueve el equilibrio a través de un conjunto de recetas, técnicas de cocina, celebraciones, costumbres, productos típicos y actividades humanas diversas. Lo maravilloso es que se basa en una dieta vegetal y tiene la genialidad de promover el consumo de alimentos de origen animal, al incluir un par de veces a la semana el consumo de pescado, aves, huevo, queso y yogurt. Y en ocasiones especiales carnes rojas y dulces. 

Beneficios medicinales de la dieta mediterránea:

Este patrón alimenticio es popular por sus comprobados beneficios para la salud y entre sus principales ventajas se encuentra el consumo de grasas saludables, del tipo monoinsaturadas. Promueve la ingesta de alimentos cargados de ácidos grasos Omega 3 y sustancias antioxidantes, como es el caso del aceite de oliva, las semillas, los frutos secos y los pescados. 

Gracias a su adecuado equilibrio de nutrientes es una pauta alimenticia que se relaciona con extraordinarias propiedades cardioprotectoras y de hecho se asocia con beneficios para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Es un gran método en la prevención del síndrome metabólico, diabetes, hipertensión y ciertos tipos de cáncer. Por si fuera poco se relaciona con grandes cualidades para perder peso de manera saludable, mejora el rendimiento físico y mental, es un gran aliado para combatir depresiones y mejora el estado de ánimo. 

Una de las más grandes bondades de esta dieta es que es considerada la llave de la longevidad, mejora la calidad de vida y es un tesoro ya que promueve un consumo balanceado de todas las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales que el organismo necesita para funcionar bien.También es un estilo de vida muy valioso, pues promueve el consumo de alimentos ricos en fibra y fitonutrientes. 

2. Sobre la dieta vegetariana:

La dieta vegetariana auténtica se inspira en el nulo consumo de alimentos de origen animal, lo cierto es que es un estilo de alimentación que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y que actualmente cuenta con diversas vertientes. Gracias a su versatilidad ha sido posible que más personas se unan a este estilo de vida, entre sus principales categorías se desprenden las siguientes corrientes:

  • Semi-vegetariano o flexitariano: Personas que incluyen en su alimentación – huevos, productos lácteos y ocasionalmente carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Pescatariano: Personas que incluyen en su alimentación – huevos, productos lácteos, pescado y mariscos, pero no carnes ni aves.
  • Vegetariano (denominado lacto-ovo vegetariano: Personas que incluyen en su alimentación – huevos y productos lácteos, pero no carnes, aves, pescados o mariscos.
  • Veganos: Personas que no incluyen alimentos de origen animal.

Beneficios de las dietas vegetarianas:

Sin importar el estilo de alimentación vegetariana que se siga, uno de sus principales beneficios se encuentra en las cualidades que trae consigo una alimentación baja en grasas saturadas (las cuales provienen principalmente de la carne y alimentos procesados). Gracias a ello se logran reducir significativamente los altos niveles de colesterol malo “LDL” en la sangre y se previenen todo tipo de trastornos cardiovasculares. 

Según un estudio liberado por la revista Diabetes Care seguir una dieta vegana equilibrada con su respectiva complementación en vitamina B12; es un camino mucho más eficaz para perder peso a largo plazo y se asocia con mejores resultados que otras dietas protocolarias enfocadas en adelgazar. A la vez es un buen estilo de vida para comer saludable, sin la obsesión de vivir contando calorías.

Al omitir el consumo de alimentos procesados y basar la dieta en alimentos integrales (sobre todo aquellos ricos en fibra) se regulan los altos niveles de glucosa en la sangre. Es por ello que las dietas vegetarianas se consideran un buen aliado en la prevención y el control de la diabetes. También las comidas vegetales producen un menor estrés oxidativo y menor resistencia a la insulina, que las comidas basadas en cárnicos.

Existen varios ingredientes básicos en las dietas vegetarianas como es el caso de frutas, verduras, frutos secos, semillas, hierbas y especias, que se caracterizan por sus inmensas propiedades antiinflamatorias. Es por ello que es un estilo de alimentación que mejora absolutamente todo el funcionamiento de sistemas y órganos principales. 

Ahora ya lo sabes realizar un cambio de hábitos alimenticios inspirados en una dieta basada en plantas, no es una tarea imposible y restrictiva. Existen muchas alternativas que se ajustan a las preferencias y estilo de vida de cada persona, recuerda que finalmente todo se trata del equilibrio y la consciencia.