5 alimentos que realmente te ayudan a prevenir un infarto

Las ECV son la principal causa de muerte, hay alimentos pueden reducir el riesgo

5 alimentos que realmente te ayudan a prevenir un infarto
Las moras, fresas y los arándanos pueden reducir riesgo de Alzheimer y Parkinson.
Foto: Angele J / Pexels

No existe un alimento que por sí solo cure o evite que sufras problemas cardíacos. Pero consumir ciertos alimentos dentro de una dieta equilibrada y saludable sí puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

“Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de defunción en todo el mundo”, señala la Organización Mundial de la Salud. El 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes vasculares cerebrales (AVC) prematuros son prevenibles, y la alimentación juega uno de los papeles más importantes.

En una dieta saludable para el corazón debes consumir frutas y verduras (al menos 5 raciones), legumbres, cereales integrales, proteínas bajas en grasas, optar por grasas saludables, limitar las saturadas y evitar las trans, así como reducir consumo de sodio y azúcares añadidos.

1.Pescado graso

atún pescado
Foto: Shutterstock

La American Heart Association recomienda consumir pescado graso para ayudar a reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, paro cardíaco y el tipo más habitual de accidente cerebrovascular (isquémico).

Los pescados grasos o pescados azules como el salmón, las sardinas, la caballa, el arenque, la trucha de lago y el atún blanco, además de ser muy nutritivos por su contenido en proteínas, vitaminas y minerales, son la principal fuente de ácidos grasos omega 3.

El Omega-3 puede ayudar al corazón a latir a un ritmo constante y no desviarse hacia un ritmo errático peligroso o potencialmente fatal. También reducen la presión arterial y la frecuencia cardíaca, mejoran la función de los vasos sanguíneos y, en dosis más altas, reducen los triglicéridos y pueden aliviar la inflamación.

2. Bayas

Foto: Kristina Paukshtite/ Pexels

Las uvas, fresas, arándanos, moras y otras bayas, son ricas en polifenoles antioxidantes. Entre sus compuestos a destacar están el resveratrol y las antocianinas.

Tienen efectos vasodilatadores, atenúan la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y además son antiinflamatorios. La investigación sugiere que las antocianinas tienen varios efectos en el cuerpo. Bajan la presión arterial y hacen que los vasos sanguíneos sean más elásticos.

Según los estudios, las personas con beneficios para el corazón consumen media taza de bayas como arándanos o fresas tres o más veces cada semana llegando a tener hasta un 34% menos de probabilidades de ataque cardíaco.

2. Frijoles y otras legumbres

Foto: Pxhere

Los frijoles, garbanzos, lentejas, guisantes y otras legumbres son muy nutritivas y benefician tu corazón. Entre su contenido benéfico están la fibra, el ácido fólico, las proteínas y polifenoles antioxidantes. Pueden reducir significativamente los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o “colesterol malo”.

Además de ayudar a reducir el colesterol en sangre, pueden prevenir aumentos bruscos de azúcar en sangre, ambos factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Un estudio de seguimiento epidemiológico revela que quienes comen legumbres 4 veces o más por semana tienen un 22% menos de riesgo de enfermedad cardíaca y un 11% menos de riesgo de ECV.

4. Nueces, almendras y cacahuates

Foto: Marta Branco/ Pexels

Las almendras, las avellanas, los cacahuetes, las nueces, los pistachos y las nueces son excelentes fuentes de grasas saludables, proteínas y están llenos de fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes. Al igual que el pescado también aportan ácidos grasos omega-3.

Las personas que comen nueces con regularidad (una onza cinco o más veces por semana) tienen menos probabilidades de sufrir ataques cardíacos o morir de enfermedades cardíacas. Hay varias formas en que las nueces podrían tener tal efecto. Las grasas insaturadas que contienen ayudan a reducir el colesterol LDL (malo) y aumentan el colesterol HDL (bueno), según explica la Escuela de Salud Pública de Harvard.

5. Café

Foto: Public Domain Pictures/Pixabay

El consumo moderado de 3 tazas al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en un 21% y accidente cerebrovascular, según múltiples metanálisis. Los investigadores sugieren que los componentes del café distintos de la cafeína pueden ser protectores. El café es rico en polifenoles que incluyen ácido clorogénico y ácido quínico.

Se recomienda un consumo diario de cafeína menor a 400 mg de cafeína al día (aprox. 4 tazas de café). Consumir cafeína en exceso puede tener efectos como el aumento de la frecuencia cardíaca.

Opta por café filtrado, el café sin filtrar contiene diterpenos, sustancias que pueden elevar el colesterol LDL malo y los triglicéridos.

Te puede interesar: