5 cosas que no imaginabas sobre el pollo frito

El pasado del pollo frito, desde lo divino hasta lo racista

5 cosas que no imaginabas sobre el pollo frito
Algunos restaurantes de pollo frito aumentaron sus ventas durante la pandemia,
Foto: Shutterstock

El pollo rebozado y frito en aceite es una comida que comúnmente puedes encontrar en un menú de comida rápida. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el pollo frito era un plato para ocasiones especiales y que no veías a menudo en restaurantes porque había una relativa escasez del ave, no era tan barata y era difícil de cocinar.

Esa comida deliciosa con piezas de pollo crujientes por fuera y la vez tierna y jugosa en su interior tiene orígenes que tal vez no conocías.

1. Animal divino

Foto: Pixabay/Pexels

Las aves fueron domesticadas alrededor de 7500 a. C en Asia. Arqueólogos señalan que el norte de China representa una región de la domesticación más temprana, han encontrado huesos de pollo antepasados ​​de pollos domésticos de hace 10 000 años.

Los pollos eran, y siguen siendo, un animal sagrado en algunas culturas. Se consideraban animales divinos porque se creía que podían predecir el futuro ya que anuncian el amanecer.

Tiempo despúes se empezó a preparar pollo frito en China, Oriente Medio y África Occidental. El pollo tenía una doble cocción, frita rápidamente y posteriormente se cocinaba un período de tiempo más largo.

2. La primera receta de pollo frito es británica

Foto: Yanuar Putut Widjanarko/Pexels

El pollo pasó de Egipto a Grecia, al resto del Mediterráneo y luego a las Islas Británicas. La receta escrita más antigua conocida de pollo frito al estilo estadounidense aparece en el libro de cocina británico “The Art of Cookery Made Plain and Easy” de Hannah Glasse, el cual se publicó en 1747, según comparte Adrian Miller, autor del libro “Soul Food: La sorprendente historia de una cocina estadounidense, un plato a la vez”.

3. El estilo americano perfeccionado en el sur

Foto: Free-Photos/Pixabay

El tipo de pollo frito preferido en los Estados Unidos sería importado por colonos escoceses cuyos ciudadanos preferían freír el pollo en lugar de hervirlo o asarlo como lo hacían los ingleses.

Las personas que vivían en el siglo XVIII asociaban el pollo frito con el sur de Estados Unidos, dado que los primeros y mayores impulsores del plato eran sureños.

4. Estereotipos racistas con el pollo frito

A los esclavos se les permitía criar pollos y debido a que muchos restaurantes estaban cerrados a los negros debido a la segregación, el pollo frito se convirtió en un plato favorito, publica The Daily Meal.

Miller señala que los afroamericanos fueron representados negativamente en varios medios como ladrones de pollo patológicos, freidoras de pollo preeminentes y comedores voraces de pollo frito.

5. El despegue con KFC

Foto: David Silverman/Getty Images

En 1930 Harland David Sanders abrió una estación de servicio en Corbin, Kentucky y agregó pollo frito al menú. Al restaurante de Harland le va tan bien que el gobernador del estado le otorga a Sanders el título de “coronel de Kentucky”.

En 1939 el coronel perfecciona la “receta secreta” con 11 hierabas y especias que se ha vuelto tan famosa en todo el mundo.

Parte del éxito en la preparación rápida del pollo se debió que Sanders compró una de las primeras ollas a presión en 1939 y la convirtió en una freidora a presión y descubrió que el pollo era tan bueno como su pollo frito y cocinado en la mitad del tiempo.

Sanders comenzó a franquiciar su restaurante Kentucky Fried Chicken (hoy KFC) hasta 1952, cuando tenía más de 60 años y se convirtió en toda una celebridad.

Te puede interesar: