Bebé estuvo a punto de perder la vista por peligro oculto en juguetes para bañera

Presta atención pues podría pasar algo así con tus hijos

Bebé estuvo a punto de perder la vista por peligro oculto en juguetes para bañera
Estos juguetes guardan mucha suciedad en su interior.
Foto: George Becker / Pexels

Eden Strong es una joven madre que radica en Chicago y que hace poco vivió la peor de las pesadillas luego de que su bebé Baylor estuviera a punto de perder la vista y todo por culpa de los juguetes clásicos de plástico para la bañera.

Eden narró en Facebook que ya había escuchado que los juguetes de bañera deben ser limpiados, secados y desinfectados constantemente, ya que estos pueden conservar moho y otros microbios debido a su propia naturaleza y contacto constante con el agua.

Lo que ella no sabía es que estos objetos no se secan por completo, ya que es prácticamente imposibles sacarles toda el agua que acumulan en el interior y por lo tanto, por dentro puede ser, literalmente, un cultivo de bacterias.

Un día se percató que un ojo de Baylor estaba un poco irritado; le preguntó a la niñera qué le había ocurrido y esta le comentó que mientras lo bañaba, el bebé se lanzó un chorro de agua directo a este con uno de los juguetes de la bañera.

Pero conforme pasaron las horas, el ojo de Baylor se fue poniendo cada vez más rojo, por lo que ella y su esposo llevaron a su hijo a un hospital y ahí los doctores les indicaron que podría tratarse de una leve conjuntivitis.

Sin embargo, al día siguiente, el ojo de Baylor estaba muy hinchado y su iris se estaba oscureciendo, y el enrojecimiento abarcaba hasta una de sus mejillas; además, el niño tenía fiebre.

Ya en urgencias, los doctores le administraron una serie de antibióticos al pequeño y les indicaron a sus padres que sufría de una celulitis severa, la cual es una infección en la grasa y músculos que rodean al ojo.

“Me advirtieron que podía perder la visión en el ojo que estaba en peor estado, pero al final, gracias a Dios sus ojos se curaron. Así que ¿esos juguetes de bañera? Sólo tíralos”, indicó la madre en su post de Facebook.

Por fortuna, Baylor se recuperó y se encuentra en casa, sano y salvo.