¿Por qué te gusta tanto la comida chatarra?

Incluso las ratas adictas a comida chatarra soportan dolor por comerla

¿Por qué te gusta tanto la comida chatarra?
Foto: Ready made/Pexels
Foto: Ready made / Pexels

Aun cuando la comida chatarra es algo de baja calidad nutricional y dañina para la salud, es la debilidad para muchas personas.

El término “chatarra” es usado para calificar a la comida que es pobre en nutrientes, que además tiene un alto contenido de azúcar, grasa y sodio. Piensa en papas fritas, golosinas, refrescos, nuggets, helados, hamburguesas, hot dogs, pizza, panecillos, etc.

¿Por qué comemos alimentos chatarra si nos hace daño?

Es placentera y adictiva

Foto: Dzenina Lukac/Pexels

La ingesta de comida chatarra hace que el cerebro libere dopamina, la cual genera en el organismo una sensación de bienestar, placer y saciedad.

Ingerir comida rica en calorías y grasas genera un comportamiento adictivo como el que causan la cocaína y la heroína, de acuerdo con un estudio dirigido por Paul Johnson y Paul Kenny, del Instituto de Investigación Scripps de Florida.

Ratas dispuestas a sufrir descargas eléctricas por comida chatarra

Investigadores dieron a un grupo de ratas su alimento acostumbrado rico en nutrientes y bajo en calorías, y a otro lo alimentaron con tocino, salchichas y pasteles.

Las ratas alimentadas con chatarra desarrollaron hábitos alimentarios compulsivos y se pusieron obesas. Además desarrollaron tolerancia al placer de la comida y necesitaban comer cada vez más para desencadenar la misma sensación de bienestar.

Para medir la adicción de los animales, se les ofreció comida grasosa acompañada de una descarga eléctrica en las patas a ambos grupos de ratas. Las ratas que se alimentaban saludablemente dejaron de comerla, pero las adictas siguieron haciéndolo a pesar del dolor. Cuando les retiraron la comida chatarra y les ofrecieron comida nutritiva, las ratas obesas dejaron de comer durante más de dos semanas.

¿Por qué quieres seguir comiendo aun cuando estas lleno?

pizza
Foto: Horizon Content/ Pexels

Saben muy bien

La comida chatarra tiene los ingredientes clave puede crear una experiencia de palatabilidad (grato al paladar) mejorada artificialmente mayor que la que produciría cualquier ingrediente por sí solo. Los investigadores llaman a esto hiperpalatabilidad y nosostros lo llamamos delicioso.

Los alimentos con dos o más ingredientes clave relacionados con la palatabilidad, específicamente, azúcar, sal, grasas o carbohidratos, pueden activar los neurocircuitos de recompensa cerebral de manera similar a las drogas como la cocaína u opioides. También pueden evitar los mecanismos en nuestro cuerpo que nos hacen sentir llenos y nos dicen que dejemos de comer, explican  investigadoras del Centro Cofrin Logan.

“Hiperfagia hedónica”

Hiperfagia hedónica es el término científico para “comer en exceso por placer, en lugar de por hambre”, señala el investigador Tobias Hoch, en la presentación a la American Chemical Society de un estudio de cómo las papas fritas y otros alimentos afectan el centro de recompensa en el cerebro.

Patrones alimenticios aprendidos en casa

Foto: Shutterstock

Las preferencias de sabor están determinadas por lo que comemos desde que somos pequeños. El somentar el gusto por alimentos nutritivos y saludables dentro de una dieta equilibrada favorece el desarrollo físico y mental de los niños y previene la obesidad. También ayuda a prevenir enfermedades cardíacas en el futuro, explica la American Heart Association. 

Si desde pequeños presentan una presión arterial alta por el elevado consumo de chatarra hay una mayor probabilidad del desarrollo temprano de enfermedades del corazón y con ello riesgo de muerte prematura.

Está en todas partes y es fácil de llevar

Otra “ventaja” de la comida chatarra es que se produce rápido, está en todas partes y es muy fácil de llevar. Está en las calles, en las tiendas, supermercados y en la cantidad de restaurantes de comida rápida. Está tan disponible que uno de cada tres estadounidenses come comida rápida todos los días según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Te puede interesar: