Las “píldoras venenosas” del plan de estímulo republicano, según la demócrata Nancy Pelosi

La portavoz de la mayoría en la Cámara plantea que algunas medidas afectan directamente a las familias trabajadoras de bajos ingresos

Las “píldoras venenosas” del plan de estímulo republicano, según la demócrata Nancy Pelosi
La portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

La portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, describió como “píldoras venenosas” algunas de las propuestas de los republicanos para un nuevo paquete de rescate económico por coronavirus.

En una carta a sus colegas demócratas el jueves, la líder cameral dijo que el plan de provisiones contra responsabilidad por demandas por el manejo de COVID-19 es solo una de las propuestas que no ve positivamente.

Las medidas republicanas que no son del agrado de Pelosi, “incluyen la radical provisión contra responsabilidad que fuerza a los trabajadores a arriesgar sus vidas en espacios laborales inseguros sin recursos legales”.

Su contraparte en el Senado, Mitch McConnell, ha sido uno de los principales defensores del proyecto.

Temas que dividen

Sin embargo, la portavoz dijo que la anterior es solo una de “muchos desacuerdos que persisten” en la discusión.

Otros asuntos en los que no concuerdan republicanos y demócratas son los fondos para gobiernos estatales y locales, beneficios de impuestos para familias trabajadoras, apoyo a pequeños negocios y dinero para cuidado de niños.

Precisamente, por los pasados días, la política ha compartido segmentos de entrevistas en MSNBC en su cuenta de Twitter en los que hace hincapié en estos temas.

“Otro de los puntos de desacuerdo es cómo tratamos a las familias trabajadoras de bajos ingresos. En nuestra ley nosotros tenemos el crédito tributario por ingreso al trabajo, el crédito tributario por niños… que brinda ayuda sustancial a familias estadounidenses trabajadoras de bajos ingresos”, enumeró Pelosi.

La portavoz argumentó que la legislación de los republicanos contiene lo opuesto: una exención contributiva para los más ricos que asciende a $150,000 millones de dólares.

“No es sobre la cantidad de dólares, es sobre el financiamiento y dónde van a ir esos fondos”, insistió Pelosi.

Las declaraciones de Pelosi se dan en medio de reportes que citan fuentes republicanas en los que se indica que las partes avanzaron sobre el lenguaje para una estrategia nacional de pruebas de coronavirus.

El secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo esta semana que la Casa Blanca no dejará que diferencias sobre objetivos de financiación impide la continuación de las negociaciones para aprobar nuevas ayudas. Sobre este particular, el tema de las pruebas era uno de los más divisorios, pero los republicanos dijeron que serían flexibles.

El presidente Donald Trump ha insistido en un plan estimado en $1.8 billones, y no ha descartado subir la cifra, asunto que incluso miembros de su partido han cuestionado.

Quien se supone sea uno de sus principales aliados del presidente en el Senado, McConnell, dijo que presentará la próxima semana su propia legislación de $500,000 millones de dólares que no incluiría cheques de estímulo ni ayuda por desempleo, según se desprende de la información disponible al momento.