Coaliciones proinmigrantes en la Gran Manzana refuerzan campañas para impulsar el voto joven latino

El mensaje de las organizaciones va enfocado con fuerza a las familias con estatus migratorio mixtos, para que entiendan el poder de elevar su voz en las elecciones presidenciales

Coaliciones proinmigrantes en la Gran Manzana refuerzan campañas para impulsar el voto joven latino
La estudiante de origen ecuatoriano, Evelyn Bueno es la primera en su familia que podrá sufragar en unas elecciones presidenciales.
Foto: Evelyn Bueno / Cortesía

A solo horas de culminar el esfuerzo agónico del Censo 2020 la semana pasada, coaliciones de base comunitaria repotenciaron toda su maquinaria para ahora enfocarse en impulsar el voto latino de los más jóvenes en los vecindarios de la Gran Manzana, cuando faltan tan solo dos semanas para las elecciones presidenciales.

El cálculo de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en la ciudad de Nueva York es muy claro: en 15 días se realizarán los comicios más importantes de la historia reciente y aunque en teoría miles de indocumentados podrían estar fuera de esta cuenta, en la práctica en el seno de las denominadas familias mixtas, cada día se suman más votantes que pueden definir estas desafiantes elecciones.

Cada 30 segundos un latino cumple 18 años, de acuerdo con nuestras investigaciones. Y esos jóvenes ahora con edad para votar, desde muy pequeños están viendo como sus padres se sacrifican en este país.  Ellos también padecen cómo ellos son tratados por su situación migratoria”, indicó Yesenia Mata, directora de la organización La Colmena de Staten Island, quien impulsa la iniciativa  “Mi voto es nuestro voto”.

La activista aseguró que en estos próximos días acelerarán, por múltiples vías, la expansión del mensaje para que miles de personas de la clase trabajadora hispana entiendan que pueden tener en su alcance “el poder de transformar el país a través del voto”.

“Indocumentados sí tienen voz”

“Hemos observado que en cada rincón de la ciudad se multiplican los casos de padres de familia que no pueden sufragar, pero sus hijos nacidos en este país sí tienen ese derecho. Eso es un indicador que los indocumentados sí tienen voz para transformar este estado de miedo, xenofobia y racismo, en donde sufre nuestra gente, pero también nuestra economía”, dijo Mata.

El mensaje central de la campaña que arrancó este lunes en las diferentes plataformas sociales, es que muchos padres inmigrantes se han esforzado para darles un futuro prometedor a sus hijos en este país, y ahora son los hijos quienes tienen el poder de decidir por sus padres votando en estas próximas elecciones.

Gran parte de los jóvenes neoyorquinos que forman parte de esta campaña tienen hermanos o primos que son beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).  Tal es el caso de la neoyorquina Evelyn Bueno, de 18 años, quien estudia en Queens Collegue para ser maestra y es la primera de una familia de inmigrantes ecuatorianos que tiene la opción de sufragar.

“Lo que me motiva para formar parte de esta iniciativa es que finalmente yo soy la voz de mi grupo familiar. Mi hermana tiene 21 años y es amparada por DACA. Yo quiero que salgamos adelante. Muchas veces los jóvenes pensamos que votar no vale la pena. Yo soy la única actualmente en mi familia que tiene esta oportunidad y la voy aprovechar”, comentó.

La directora del centro La Colmena Yesenia Mata repotencia el mensaje sobre el valor del voto en las familias de indocumentados. (Foto: Jorge Fuentelsaz EFE)

Buscando un “voto educado”

La iniciativa de La Colmena no es la única. La Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYCI), la Red de Salud Hispana y la Comisión Latina contra el Sida promueven la iniciativa ‘Juntos, Juntas somos más fuertes’” que a través de sus diferentes redes y contactos comunitarios tratan de incentivar la participación en este proceso comicial.

“Luego de haber cerrado un censo muy complicado que dará muchos retos en las respuestas a los problemas de salud de los más vulnerables, estamos en una carrera cívica para lograr un voto educado, que sea un paso al alivio económico, migratorio y de inclusión a los que más sufren”, argumentó Guillermo Chacón, director de la Red de Salud Hispana.

La estrategia de ‘Juntos, Juntas somos más fuertes’ es integrar en el corto camino de dos semanas de campaña electoral y a pocos días del inicio del plazo del voto anticipado, a otros grupos étnicos de jóvenes como los afroamericanos que comparten los mismos retos de superar la pobreza y la discriminación.

“Se trata de varios grupos que han estado bajo ataque  y han respondido de manera dividida. A través de nuestros contactos comunitarios y campañas en redes sociales, un medio de comunicación clave, estamos tratando de educar para el voto. Una de las lecciones del 2020 es la necesidad de integrarnos”, dijo el activista.

También la organización Make the Road Nueva York (MRNY) ha aceitado su maquinaria para impulsar esta semana la masificación de mensajes sobre la importancia del voto.

“Ya hemos impulsado más de 100,000 llamadas y hemos enviado más de 50,000 mensajes de texto a votantes inmigrantes, latinos y negros, enfocándonos especialmente en lugares como Long Island. Y continuaremos liderando estos esfuerzos porque sabemos que necesitamos salir a votar para un futuro digno para nuestra gente”, informó Antonio Alarcón, coordinador de Participación Cívica 2020 de MRNY.

El voto del inmigrante