Exactamente a qué hora cenar para cuidar tu peso y dormir mejor

Expertos apuntan la mejor hora para la cena y no es la misma para todos

Exactamente a qué hora cenar para cuidar tu peso y dormir mejor
Foto: Tima Miroshnichenko/Pexels
Foto: Tima Miroshnichenko / Pexels

Además de lo que cenas, la hora en la que lo haces influye en tu ciclo de sueño y también en tu control de peso. ¿Cuál es la hora ideal de cenar?

No hay una hora específica para cenar que sea adecuada para todos. La nutricionista Sydney Greene señala en Eat This, Not That que “el objetivo es terminar de cenar al menos 2-3 horas antes de acostarse“.

“Aquellos que pasan de 2 a 3 horas sin comer antes de acostarse tienen una disminución del cáncer riesgo, resistencia a la insulina e inflamación”, explica Greene.

Audra Wilson, RD, LDN, dietista del Centro de salud metabólica y de pérdida de peso del Northwestern Medicine Delnor Hospital, recomienda que no haya más de cuatro a cinco horas entre el almuerzo y la cena. Algunas personas necesitarán comer un bocadillo saludable entre ambas comidas.

Si trabajas en el turno de la tarde o en el turno de noche, se aplican las mismas reglas de rutina de alimentación: comidas entre cuatro y cinco horas de diferencia. Si trabajas hasta tarde lleva tu lunch o encarga algo de comer, no esperes tantas horas hasta llegar a casa.

El beneficio de comer cada cuatro horas es que ayuda a regular tu azúcar en la sangre y así controlar el hambre y los antojos.

Cuando entrenas para ganar músculo 

Consumir un alimento rico en proteínas, con un poco de carbohidratos y nutrientes, cuando el ejercicio destruye los músculos, desarrollará tu masa muscular y la fuerza de manera más efectiva, explica la dietista Katherine Tallmadge en Live Science.

La nutricionista Cynthia Sass recomienda que cuando se está en un programa de entrenamiento de fuerza y ​​tratando de desarrollar músculo, se consuma un refrigerio ligero rico en proteínas aproximadamente una hora antes de acostarte.

El yogur es una buena opción, además de proteínas de alta calidad, aporta calcio, potasio y magnesio, nutrientes importantes que necesitas para reponer tus músculos. Otro punto a favor es que contiene probióticos que mantienen sano el tracto gastrointestinal.

¿Por qué cenar e irte a la cama no es recomendable?

Comer demasiado cerca de la hora de acostarse puede provocar que la comida no se digiera bien, causar indigestión y problemas para dormir.

El sueño insuficiente o de mala calidad puede afectar tu peso. Se ralentiza el metabolismo, y con ello el cuerpo puede almacenar la energía no utilizada en forma de grasa.

Te puede interesar: