El exceso de alcohol puede aumentar el riesgo de demencia, según nuevo estudio

Es bien sabido que el consumo del alcohol ocasiona múltiples problemas de salud

El exceso de alcohol puede aumentar el riesgo de demencia, según nuevo estudio
Las enfermedades mentales son uno de los riesgos de consumir alcohol con regularidad.
Foto: Shutterstock

El consumo de bebidas alcohólicas puede generar complicaciones graves en la salud, como tener enfermedades neurológicas o cardiovasculares. En otros casos puede convertirse en una adicción y deteriorar la calidad de vida de quien la padece.

Un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores del University College of London y de otras universidades europeas ha relacionado el consumo excesivo del alcohol con la probabilidad de desarrollar demencia.

Alcoholismo
Las personas que consumen mucho alcohol son más propensas a sufrir enfermedades neurológicas. Fuente: Pixabay

Qué dice el estudio

El estudio, realizado por varios expertos y encabezado por Mika Kivimäki, quien pertenece al departamento de Epidemiología y Salud Pública del University College of London, fue realizado entre unos 131 mil adultos y tuvo una duración aproximada de 26 años.

Los resultados arrojaron que quienes consumían alcohol hasta perder la consciencia tienen mayores probabilidades de desarrollar demencia, según el informe publicado en Jama Network.

Los resultados revelaron que de los 131,415 participantes del estudio, 1,081 desarrollaron demencia, esto representa el 0.8% de los participantes.

Entre otras enfermedades relacionadas con la demencia está el alzheimer y la demencia con las particularidades de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica.

Por otro lado, lo particular de estos resultados es que no importa si el consumidor bebe alcohol de forma moderada, o se emborracha de vez en cuando, a tal punto de perder el conocimiento. Si esto pasa, hay probabilidades de que más adelante sufra de demencia.

De acuerdo con las declaraciones del profesor Kivimäki, el consumo excesivo del alcohol en poco tiempo producirá niveles neurotóxicos de alcohol en la sangre, aunque estos episodios no se reflejen enteramente en los niveles de consumo promedio.

Cómo afecta al cerebro

El consumo de bebidas alcohólicas afecta el bienestar al desarrollar una dependencia de estas bebidas. Evitar su abuso ayudaría a prevenir la demencia. El consumo excesivo puede causar atrofia cerebral combinado con pérdida neuronal, especialmente en la corteza frontal.

Alcohol
La adicción al alcohol puede traer graves problemas para la salud. Fuente: Unsplah

También produce inflamación del sistema nervioso central. De igual modo, incide en otras enfermedades como la hipoglucemia, epilepsia y la depresión.

Estas enfermedades contribuyen a las probabilidades de desarrollar demencia. Por eso es una de las adicciones que se deben tratar a tiempo para evitar estas y otras enfermedades.

Análisis de la investigación

Esta se realizó en varios países, como Inglaterra, Finlandia, Francia y Suecia. Si bien se necesita seguir investigando sobre este tema, los resultados presentados demuestran la relación directa del alcoholismo con la demencia.

De hecho, el término médico que existe para estos casos es demencia alcohólica, también conocida como síndrome de Wernicke-Korsakoff.

La demencia puede aparecer a partir de los 50 años, pero también podría aparecer durante la juventud.

Claro está, el consumo excesivo del alcohol podría afectar o incidir en otras enfermedades y crearía una combinación de alto riesgo.

De ahí el peligro de beber alcohol hasta perder el conocimiento. Los investigadores señalan que estos hallazgos en este estudio son pequeños, pero son consistentes y coherentes con otros estudios que se han hecho sobre este tema.

Por otro lado, el equipo de investigación estuvo consciente de sus limitaciones, como el no incluir a grupos de no bebedores. A pesar de ello, este estudio ha sido uno de los más importantes para relacionar la demencia con el abuso excesivo del alcohol.

También te puede interesar:

Aumentan en la pandemia las adicciones, la ansiedad, la depresión, el estrés… ¿Qué hacer?