Lo que realmente sucede a tu cuerpo cuando haces “détox” con jugos

Expertos explican la mejor manera de hacer "détox", y no es con jugos

Los jugos tienen tanto azúcar y calorías como los refrescos.
Los jugos tienen tanto azúcar y calorías como los refrescos.
Foto: Polina Tankilevitch / Pexels

Las dietas “détox” con jugos que prometen eliminar las toxinas de tu sistema son muy populares. La mayoría de las personas inician una limpieza détox la intención de perder peso rápidamente, o de eliminar las toxinas del cuerpo. ¿Son realmente efectivas las dietas détox? ¿Son seguras? ¿Ayudan a perder peso?

Cómo funcionan las dietas détox con jugos

Por lo general son dietas cortas y son de diversos tipos. En algunos planes, durante el periodo de “limpieza” se sugiere beber solo jugos y en otros, se permiten comidas o bocadillos de origen vegetal.

¿Qué sucede mientras llevas esta dieta?

Estarás hambriento e irritable

Cuando estás en una limpieza de jugos, no obtienes suficientes proteínas, fibra o grasas, nutrientes que te ayudan a sentirte lleno. Lo que te puede hacer estar hambriento, débil, irritable e incluso ansioso.

Podrías sentir náusea y mareo

“La mayoría de las personas no se sienten bien con dietas bajas en calorías y pobres en nutrientes. Los posibles efectos secundarios incluyen poca energía, niveles bajos de azúcar en sangre, dolores musculares, fatiga, sensación de mareo o aturdimiento y náuseas”, afirma en Nourish, la especialista en nutrición Kathleen M. Zelman.

Tu metabolismo podría ralentizarse

Live Strong explica que cuando no comes durante varios días y consumes menos de 1,000 calorías en jugo, tu cuerpo trabaja para protegerse. Al pensar que la comida es escasa, puede quemar menos calorías para conservar energía.

Puedes tener acidez de estómago

El bajo consumo de fibra y alto en ácidos puede provocarte acidez o estreñimiento.

Deshidratación

Algunos programas de “detox” pueden incluir laxantes, que pueden causar una diarrea lo suficientemente grave como para provocar deshidratación y desequilibrios de electrolitos.

Podrías perder peso

Con una dieta détox puedes tener una pérdida de peso inicial debido a la baja ingesta de calorías. Pero los kilos no se han ido para siempre, volverás a aumentar de peso una vez que se reanuda la dieta normal afirma el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH). 

¿Desintoxica?

No necesitas una dieta de jugos détox para desintoxicar tu cuerpo.  “Todo lo que se come o consume, ya sea comida, alcohol, medicamentos o toxinas, es filtrado por el hígado”, dice Hellan Kwon, profesor de hepatología en la Universidad de Michigan.

El hígado es inteligente. Sabe cuándo desintoxicarse, cuándo expulsar las toxinas del cuerpo a través de la orina o las heces, cuándo almacenar los nutrientes y cuándo devolverlos a la sangre.

¿Es segura la dieta détox?

Las dietas détox pueden carecer de todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente.

El NCCIH señala que no hay una investigación convincente para respaldar el uso de dietas de “detox” para controlar el peso o eliminar toxinas del cuerpo. No se han realizado estudios sobre los efectos a largo plazo de los programas de “desintoxicación”.

Se advierte que algunos jugos están hechos de alimentos con alto contenido de oxalato. Dos ejemplos de alimentos con alto contenido de oxalato son las espinacas y la remolacha. Beber grandes cantidades de jugo con alto contenido de oxalato puede aumentar el riesgo de problemas renales.

La mejor manera de hacer détox

El Dr. Michael Smith señala en Nourish que el único tipo de dieta de desintoxicación que vale la pena es:

Limitar los alimentos procesados, ricos en grasas y azucarados, y reemplazarlos con más alimentos integrales como frutas y verduras.

Ese enfoque de alimentación limpia es su mejor opción para que tu cuerpo esté en plena forma. Las dietas “détox” son restrictivas, generalmente no conducen a una pérdida de peso duradera, no desintoxican y son poco saludables.

Te puede interesar: