Cómo aprovechar el té verde al máximo para cuidar tu piel y tu cabello

Puedes aprovechar todas las propiedades del té verde luego de beberlo

Cómo aprovechar el té verde al máximo para cuidar tu piel y tu cabello
El té verde aporta antioxidantes que favorecen la desinflamación de cuerpo. Fuente: Shutterstock
Foto: Shutterstock

El té verde es producido principalmente por China, Vietnam y Japón. A diferencia del té negro, este no sufre ningún tipo de oxidación durante su procesamiento.

Esto se debe a que sus hojas, después del proceso de secado, se prensan y enrollan, luego se trituran y al final se secan.

Además de ser beneficioso para la digestión, el té verde es utilizado para el fortalecimiento del cabello y la salud de la piel. A continuación, te hablaremos más a detalle sobre sus múltiples formas de aprovechamiento.

Propiedades del té verde

El té verde contiene taninos, flavonoides y antioxidantes. También contiene propiedades antibacterianas.

Té verde
El té verde puede ayudar a tener una mejor digestión. Fuente: Pixabay

Entre los múltiples beneficios del té verde, podemos mencionar: mejora la digestión, reduce los niveles de colesterol, desintoxica el organismo. Al mismo tiempo, es útil para usarlo en forma de compresas en las heridas; también limpia la piel y la tonifica; se usa como acondicionador para fortalecer el cabello.

El uso del té verde para el cabello

El té verde es útil para fortalecer la salud del cabello. Entre otras cosas, controla la caspa, y contribuye con su crecimiento adecuado.

Para usarlo, hay que dejar reposar la infusión unos 15 minutos. En caso de que sean hojas, debes colar y usar la infusión para lavar el cabello. Este lavado se debe hacer luego del lavado normal.

En el caso del cabello con grasa, es mejor no enjuagar después de lavarlo con la infusión de té verde, así se verá mucho mejor.

Este procedimiento se debe realizar una vez a la semana. Además, beberlo todos los días contribuirá al fortalecimiento del cabello y también de la piel.

Té verde como mascarilla para la piel

En este caso, no se usará la infusión, sino las hojas o las bolsitas de té. En el caso de ambas, se mezclan con una cucharada de miel. Las bolsas de té tienen que abrirse para retirar su contenido y mezclar.

Esta mezcla se debe aplicar sobre la piel de la cara. Antes de hacerlo, la piel debe estar limpia y seca. La mascarilla se aplica masajeando de forma suave, así el contenido podrá penetrar en la piel.

Luego de 20 minutos, hay que retirar la mascarilla usando agua, preferiblemente que esté fría. Así, es posible aprovechar lo que a veces pensamos que no sirve.

Exfoliante natural de té verde

Té verde
El té verde tiene más beneficios de los que podrías imaginar. Fuente: Pixabay

De acuerdo con la Bioguía, con los desechos del té también se puede preparar un exfoliante natural para la piel.

Para ello, hay que mezclar las hojas o el contenido de las bolsitas con 1 cucharada de azúcar, y media taza de aceite de coco o de almendra, o de cualquier aceite que haya en casa. Se debe dejar actuar por unos 15 minutos y retirar con agua fría.

Por otro lado, es posible usar la infusión de té verde para tratar las ojeras. Para ello, hay que preparar infusión con agua fría y remojar una bolita de algodón. Se pone la compresa en las ojeras y dejar reposar durante 15 minutos.

De esta forma, podrás beneficiarte de una planta rica en nutrientes. Al mismo tiempo te ahorrarás mucho dinero en productos cosméticos que podrían causarte irritación. Así que en vez de deshacerte de lo que queda del té, aprovéchalo como embellecedor para tu cuerpo.

Te puede interesar:

Qué tan efectivo es tomar jugos naturales para adelgazar

Cómo se prepara el té de alcachofa y cómo ayuda a controlar el hambre

Cómo reutilizar las bolsitas de té como remedio casero