5 estrategias útiles para que los niños coman mejor

Generar un entorno más adecuado para el niño ayuda mucho a estimular su apetito

5 estrategias útiles para que los niños coman mejor
Debemos ser muy cuidadosos con la comida que le ofrecemos a nuestros hijos
Foto: Getty Images

Los niños pueden ser un poco quisquillosos cuando se trata de consumir alimentos que no son de su agrado, un escenario en que los padres hemos de ser creativos de manera que los niños no se queden sin un aporte nutricional crucial para su desarrollo.

La Guía Infantil nos ofrece algunos tips útiles para abrir el apetito de nuestros hijos que van desde ceder un poco en cuanto a la oferta alimentaria hasta facilitar un entorno adecuado para nuestro comensal.

1. Cambia los alimentos por otros que sean más apetecibles para el niño

Hay escenarios en los que la mejor manera de abrirle el apetito a tu hijo será cambiar los alimentos que preparaste para él por otros que sean más de su agrado. De este modo, evitarás que tu hijo quede con el estómago vacío hasta la siguiente comida.

Esta es una práctica responsable en la medida en que no la vuelvas un hábito, y siempre que no satisfagas sus caprichos. En algún momento, tu hijo deberá comer lo que preparaste sin peros de por medio.

2. Genera un entorno adecuado para el niño

Puedes esforzarte en crear un ambiente adecuado en que el niño se sienta cómodo al comer porque hay oportunidades donde el hambre fisiológica puede ser un poco cohibida por un lugar o situación que, para tu niño, son inadecuados y para nada relajantes.

3.   No le ofrezcas un plato rebosante de comida

Ofrecer un plato rebosante de comida a nuestro hijo quizá le sea un poco intimidante, y tal vez sienta que deba comérselo todo. Esto no ayudará mucho a nuestro objetivo de que coma los alimentos, sino todo lo contrario.

Prueba con ofrecerle cantidades mínimas de comida en el plato, y dile que puede repetir si no se ha quedado lleno. Este pequeño truco puede conducirlo a comer en dos porciones la misma cantidad de comida de un solo gran plato.

4. Intégralo en la preparación de los alimentos

Los niños también pueden cocinar y aprender. Foto: Pixabay

Incluir a los niños en algún momento de la preparación de los alimentos los acercará a todo el proceso que antecede a colocar el plato en la mesa. Esto puede servir para ilustrarles lo importante que es la comida, y lo mucho que agradecerías si la consumen por entero.

5. Felicítalo cuando termine de comer

Puedes elogiar y felicitar a tu hijo después de haber terminado un plato que anteriormente le costaba consumir. Esto le infundirá ánimos y lo llenará de decisión para consumir los alimentos que le cuestan un poco comer.

Todas estas estrategias buscan fomentar que nuestros hijos se sientan cómodos al momento de comer, y sean más receptivos en cuanto a los alimentos que decidamos preparar en beneficio de su estado de salud.

También te puede interesar:

5 alimentos veganos con más calcio que la leche animal

¿Cuáles son las causas del hígado graso y cómo se tratan a través de la alimentación?