CDC alertan de nuevo brote de E. coli vinculado a lechuga romana

No consumas y desecha la lechuga recién retirada del mercado

CDC alertan de nuevo brote de E. coli vinculado a lechuga romana
Autoridades sanitarias investigan si las personas infectadas se enfermaron por comer lechuga romana Tanimura & Antle.
Foto: Tanimura & Antle/CDC / Cortesía

Hay un nuevo brote de E. coli en seis estados vinculado a lechuga romana. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que hay 12 personas infectadas, 5 fueron hospitalizadas y al momento no se reportan muertes.

Las pruebas de laboratorio identificaron la cepa del brote en una muestra de lechuga de una sola cabeza Tanimura & Antle. La muestra de lechuga romana era la misma que la cepa identificada entre las personas enfermas asociadas con este brote. Las personas intoxicadas con E. coli pertenecen a los estados de California, Illinois, Michigan, Ohio, Pensilvania y Virginia.

El 6 de noviembre Tanimura & Antle retiró las lechugas romanas del mercado. Las piezas tienen fecha de empaquetado del 15/10/2020 o 16/10/2020. Se habían distribuido un total de 3396 cajas de productos potencialmente afectados en los Estados Unidos.

Es poco probable que la lechuga permanezca en establecimientos minoristas debido a la vida útil de la lechuga. Los CDC recomiendan a los consumidores que si tienen este producto Tanimura & Antle’s con el número UPC: 0-27918-20314-9 que han sido retirados del mercado, no lo sirvan, no lo consuman y lo desechen.

La investigación está en curso para determinar si las personas se enfermaron por comer lechuga romana de una sola cabeza envasada Tanimura & Antle.

Las personas generalmente comienzan a sentirse enfermas entre los 2 y 8 días (en promedio 3 a 4 días) después de comer o beber algo que contiene la bacteria. Si tienes síntomas de E. coli habla con tu proveedor de atención médica y anota lo que comiste la semana antes de enfermarse.

Los síntomas de infección por E. coli pueden incluir:

  • Fuertes cólicos abdominales
  • Diarrea líquida o con mucha sangre
  • Cansancio
  • Fiebre

No se recomiendan antibióticos para pacientes con sospecha de infección por E. coli hasta que se puedan realizar pruebas de diagnóstico y se descarte la infección por E. coli.

La administración de antibióticos a pacientes con infecciones por E. coli podría aumentar el riesgo de desarrollar Síndrome Urémico Hemolítico (SHU), y no se ha demostrado claramente un beneficio del tratamiento con antibióticos.

El SUH se desarrolla aproximadamente 7 días después de que aparecen los primeros síntomas. Es más probable que el SUH ocurra en niños pequeños y ancianos. La afección puede provocar daños renales graves e incluso la muerte.

Te puede interesar: