El DHS prohibiría permiso de trabajo a ciertos inmigrantes para obligarlos a salir del país

Hay algunos indocumentados que podrían obtener el beneficio, pero son considerados un "pequeño grupo"

El DHS prohibiría permiso de trabajo a ciertos inmigrantes para obligarlos a salir del país
El DHS prohibirá la Autorización de Empleo para inmigrantes con órdenes de deportación.
Foto: USCIS

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) pondrá este 19 de noviembre a consideración de la opinión pública una nueva regla con la que prohibirá otorgar Autorización de Empleo a inmigrantes con órdenes de deportación, a fin de presionar su salida del país.

Así lo informó esa dependencia en un comunicado, donde agrega que la medida busca “proteger” el trabajo de los estadounidenses.

“La regla alinearía la emisión de Autorización de Empleo discrecional con las prioridades de la administración para proteger a los trabajadores estadounidenses y fortalecer la aplicación de la ley de inmigración”, indica.

El DHS indica que se aplicaría la medida a inmigrantes liberados de custodia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) bajo una Orden de Supervisión (OSUP), la cual permite a supervisores “imponer condiciones y monitorear” a los extranjeros.

“La OSUP contiene varias condiciones para la liberación, incluido el requisito de que los extranjeros cooperen con los esfuerzos para obtener los documentos de viaje para su remoción, se registren con el DHS en las fechas designadas y se presenten para ser deportados una vez que se haya acordado (la fecha)”, indica la agencia.

La medida será aplicada por la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) cuyo subdirector de Políticas, Joseph Edlow, defendió que esos extranjeros han tenido el debido proceso, pero el resultado es la orden de salir de los Estados Unidos.

“Este esfuerzo también eliminaría el incentivo económico para que estos extranjeros no cooperen en el esfuerzo por obtener documentos de viaje para regresar a sus países de origen”, dijo Edlow.

El DHS reconoce que un extranjero con una orden final de deportación, pero que es liberado temporalmente de la custodia de ICE es elegible para un permiso laboral (EAD, por sus siglas en inglés).

“Esto crea un desincentivo para que el extranjero salga o coopere con su país de origen para obtener documentos de viaje para salir de los Estados Unidos”, agrega la autoridad.

La agencia migratoria acusa a estos extranjeros de haber “utilizado recursos gubernamentales sustanciales durante todo el proceso de expulsión”, pero al final un juez ordenó su salida.

El DHS reconoce que incluso con la nueva regla, un pequeño grupo de inmigrantes podría obtener la EAD, si es que pudieron demostrar que su expulsión era inviable.

“El DHS requerirá que dichos extranjeros establezcan la necesidad económica de trabajar, de acuerdo con otras categorías discrecionales de EAD”, especificó la agencia.

Con los datos, ese pequeño grupo de extranjero recibirán una evaluación de USCIS para otorgar o rechazar la petición.

“Los extranjeros que califiquen para una autorización de empleo discrecional bajo la regla propuesta y posteriormente busquen renovar su autorización de trabajo también deberán establecer que su empleador participa en E-Verify y está al día en el programa”, agregó el comunicado. El nuevo plan limita el permiso a un año.

La regla que se publicará en el Registro Federal dará 30 días hábiles para recibir comentarios.