ICE detiene a 180 inmigrantes que incumplieron con salida voluntaria de Estados Unidos

"Desafortunadamente, a lo largo de los años, miles de extranjeros han aceptado el beneficio de la salida voluntaria sin cumplir su promesa al Gobierno"

ICE detiene a 180 inmigrantes que incumplieron con salida voluntaria de Estados Unidos
ICE hace operativos en busca de inmigrantes que se acogieron a la salida voluntaria.
Foto: John Moor / Getty Images

Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) detuvieron a más de 180 inmigrantes en las últimas semanas como parte de un operativo destinado a deportar del país a aquellos que se habían comprometido a salir voluntariamente de Estados Unidos pero no lo hicieron.

Está previsto que el ICE dé a conocer los detalles de la operación este jueves, pero BuzzFeed News, que tuvo acceso a un documento interno de la agencia federal, adelantó la cifra de inmigrantes detenidos.

Relacionado: ICE y autoridades en Suramérica capturan a 113 abusadores de niños

Se trata de la “Operación Promesa Rota”, que en un memorándum recogido en octubre pasado por la cadena CNN se describía como dirigida a “extranjeros ilegales que rompieron su compromiso o promesa con Estados Unidos al no abandonar el país con una orden de salida voluntaria”.

“Desafortunadamente, a lo largo de los años, miles de extranjeros han aceptado el beneficio de la salida voluntaria sin cumplir su promesa al Gobierno”, dice el documento de la agencia en el que se destaca que se iba a dar prioridad a las personas con antecedentes penales.

Estas redadas se producen después de que el ICE centrara en octubre sus objetivos en ciudades santuario, aquellas que no cooperan con la autoridades federales de inmigración.

En ese mes, la agencia detuvo a 178 inmigrantes en Nueva York, Los Ángeles, San Diego, Seattle, Denver, Filadelfia, Baltimore  y la capital del país.

Relacionado: ICE buscará a indocumentados que incumplen con salida voluntaria del país

Este operativo, así como otros que buscaban deportar a inmigrantes, eran parte de una estrategia para enfatizar el tema migratorio en estas ciudades durante la parte final de la campaña de reelección del presidente Donald Trump.

Para destacar la mano dura de la actual Administración se realizaron conferencias de prensa para anunciar estos operativos en un esfuerzo que se vio acompañado de medidas como contratar una serie de vallas publicitarias en Pensilvania con los rostros de inmigrantes que habían sido puestos en libertad en los “santuarios”.

Estas ciudades, condados y estados rechazan colaborar con las autoridades nacionales en la aplicación de las leyes de inmigración que son de exclusiva competencia federal, y en concreto en los pedidos de ICE de mantener detenidos a inmigrantes sin el apoyo legal de una orden de un juez o un fiscal.