Declaratoria de NYC como ‘zona naranja’ y cierre del interior de restaurantes sería en la primera semana de diciembre

El alcalde De Blasio aseguró que con los contagios diarios de COVID-19 subiendo, el panorama no es alentador, por lo que pronosticó que pronto volverán las restricciones en la Gran Manzana

Declaratoria de NYC como ‘zona naranja’ y cierre del interior de restaurantes sería en la primera semana de diciembre
Diana López, quien trabaja en la panadería J & M de Astoria, vecindario que ya fue declarada como Zona Amarilla
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

El panorama que se vislumbra en el horizonte para la ciudad de Nueva York a causa del resurgimiento del COVID-19 no es nada alentador, y en cuestión de días, de seguir los contagios aumentando como ha sido la constante desde finales de octubre, en la primera semana de diciembre se ordenaría el cierre del servicio interior en los restaurantes y entraría en vigor la declaratoria de toda la Gran Manzana como ‘Zona Naranja’ de riesgo por el coronavirus.

Así lo advirtió este viernes el alcalde Bill de Blasio, quien anticipó que después de que pase la celebración del Día de Acción de Gracias, los neoyorquinos empezarán a sentir nuevamente los efectos del coronavirus en restaurantes, negocios no esenciales, iglesias, salones de belleza y gimnasios.

“Sobre la situación general de las restricciones que se avecinan, he sido muy abierto sobre el hecho de que el Gobernador ha dicho que se acerca una zona naranja a la ciudad de Nueva York. Según nuestras proyecciones basadas en los datos estatales, eso sucederá poco después del Día de Acción de Gracias, probablemente la primera semana de diciembre, aseguró De Blasio, adelantando que pronto habrá un nuevo pronunciamiento sobre el futuro de las escuelas, aunque las restricciones de Zona Naranja del Estado, impiden que los planteles abran en esa etapa.

“Eso significa una variedad de restricciones, que incluyen cerrar los comedores interiores y cerrar los gimnasios, entre otras cosas. Y de nuevo, digo eso con el dolor que significa para las personas que trabajan en esos lugares que los necesitan para su sustento, las personas que son dueñas de esos pequeños negocios y tratan de hacerlos salir adelante. Pero eso es lo que va a pasar”, advirtió el Alcalde. “Sobre las escuelas, tendremos una actualización ciertamente antes del Día de Acción de Gracias. Creo que en los próximos días tendremos una actualización sobre el plan de reapertura y lo que se necesitará”.

La advertencia de De Blasio se da justo tras manifestar que las hospitalizaciones en la Gran Manzana siguen muy altas, con 115 personas internadas este viernes y los contagios nuevos disparados hacia arriba, con una cifra que alcanzó en las últimas 24 horas más de 1,300 casos. Aunque las Unidades de Cuidados Intensivos no reportan un aumento y poca gente, el promedio de contagios del último día fue de 2.36%, y de los últimos 7 días sigue sin bajar en 3.02%.

 ¿Hacia dónde vamos?

“La pregunta ahora es ¿hacia dónde vamos? Es doloroso hablar de eso, y la ciudad ha pasado por tanto, pero cuando tenemos 1255 casos nuevos en un período de 24 horas tenemos que enfrentarlo (…) Y la única forma en que podemos abordarlo es estableciendo restricciones”, dijo De Blasio, agregando que entiende que eso generará mucho dolor y afectará económica y emocionalmente a los neoyorquinos, pero tambien reconociendo que esos cierres enrutarán a la ciudad por el camino correcto en la lucha contra el COVID.

“Sabemos esto. Sabemos esto por lo que hicimos en marzo y abril. Lo sabemos incluso tan recientemente como lo que hicimos en Brooklyn y Queens. Que fueron niveles de positividad muy altos. Y al poner restricciones, pudimos derribarlos”, destacó el político. “Entonces estoy de acuerdo con el Estado en esto. Necesitamos restricciones. Se trata de lo que hemos aprendido una y otra vez en esta ciudad y en todo el estado y en todo el mundo. Está claro que las restricciones son la única forma de hacer retroceder este tipo de aumento”.
De Blasio también reiteró su mensaje de que nadie salga de vacaciones en las fiestas de Acción de Gracias, a fin de no aumentar los riesgos de contagios y se festeje en pequeños grupos familiares, y de paso advirtió que si alguien no tiene comida para festejar esa fecha y en general, solicite ayuda a la Ciudad.

“Lo que hemos dicho desde el comienzo de la crisis es que no vamos a permitir que ningún neoyorquino pase hambre, punto. Y hemos invertido una gran cantidad de recursos en eso. Entonces, la conclusión es que cualquier persona que no tenga acceso a alimentos y los necesite, puede llamar al 311 o visitar la página nyc.gov/getfood”, dijo el Alcalde. “Allí, estamos apoyando comedores de beneficencia, despensas de alimentos, tenemos comidas para llevar y disponibles en las escuelas públicas, incluso cuando están cerradas temporalmente, todavía estamos distribuyendo comidas, no solo para los niños, sino también para las familias, a cualquiera que lo necesite. durante el día en los días escolares. Y si alguien necesita entrega a domicilio, hay muchas personas que simplemente no pueden salir por razones físicas o médicas, proporcionaremos entrega directa a domicilio si eso es lo que se necesita”.

Neoyorquinos preocupados por más cierres

Diana López, quien trabaja en la panadería J & M de Astoria, vecindario que ya fue declarada como Zona Amarilla, ante el aumento de contagios por encima del 3%, se mostró muy preocupada por el eventual cierre de sitios de comida en el interior.

“Uno no sabe qué hacer. Si cierran los negocios como estos entonces vamos a quedar sin empleo y en la calle. Creo que la Ciudad ha hecho mal las cosas y ahora vamos a pagar el precio los que nos hemos portado bien, porque lo que debió haber hecho hace semanas, cuando empezaron a aumentar los contagios fue cerrar los aeropuertos, por ahí es donde nos han traído más contagios“, dijo la madre salvadoreña.

Asimismo, Felipe Mondoño, de Tacos Mexicanos, también de Astoria, pidió al Alcalde y al gobernador Cuomo que si llega el momento de cerra más negocios, también tengan ya un plan de auxilio económico para los trabajadores y propietarios que se verán otra vez con el agua al cuello.

“Nosotros aquí con ese frío que ya empezó no vamos a tener a nadie en esas dos mesas que tenemos afuera. Cerrar adentro sería matarnos y si lo hacen, pues que nos ayuden también, porque no es justo que volvamos a quedar sin nada. El Covid mata, pero mata más el hambre y el desespero de las deudas, agregó el mexicano.

Entre tanto, y aunque fue el gobernador Andrew Cuomo quien dejó en manos del alcalde De Blasio la decisión de ordenar el cierre de escuelas, que entró en vigor desde el jueves, tras superar la ciudad el promedio de 3% en los contagios durante 7 días consecutivos, el mismo mandatario estatal dijo que los planteles no representan mayor riesgo si se dejan abiertos.

“La investigación médica, así como los datos de los estados del noreste, de todo el país y de todo el mundo, dejan en claro que el aprendizaje en persona es seguro, cuando se implementan las protecciones adecuadas, incluso en comunidades con altas tasas de transmisión”, mencionó el Gobernador. “El aprendizaje en persona es el mejor escenario posible para los niños, especialmente aquellos con necesidades especiales y de familias de bajos ingresos. También existe una creciente evidencia de que cuanto más tiempo pasan los niños fuera de la escuela, aumenta el riesgo de daños a la salud mental y afecta su capacidad para aprender verdaderamente”.

Qué restricciones habrá cuando se declare la ciudad como zona naranja:

  • Iglesias podrán operar al 33 por ciento de capacidad, máximo 25 personas
  • Reuniones masivas serán máximo de 10 personas, en interiores y exteriores
  • Se cerrarán negocios no esenciales de alto riesgo, como gimnasios y cuidado personal como salones de belleza, de uñas y gimnasios
  • Los restaurantes cancelarán su servicio interior y solo podrá ofrecer mesas al aire libre, con 4 personas máximo por mesa.
  • Las escuelas permanecerán cerradas y el aprendizaje será solamente en modo remotas

El COVID-19 en NYC en datos

  • 115 hospitalizaciones se registraron en el último día
  • 34.4% de ellos dio positivo a COVID-19
  • 1,307 contagios nuevos se registraron el jueves
  • 2.36% es el promedio de casos positivos el último día
  • 3.02% es el promedio de casos positivos en los últimos 7 días
  • 2.5 y 3% es el porcentaje de contagios positivos en Astoria