Ryan Reynolds y Blake Lively donan 500 mil dólares a refugios para jóvenes en Canadá

"Solo se necesita creer en ellos y ayudarles a cambiar su trayectoria", han afirmado la pareja de actores

Ryan Reynolds y Blake Lively donan 500 mil dólares a refugios para jóvenes en Canadá
Blake Lively y Ryan Reynolds.
Foto: Getty Images

El matrimonio formado por Ryan Reynolds y Blake Lively ha donado 500.000 dólares a la fundación sin ánimo de lucro Covenant House, una organización que gestiona diversos refugios en ciudades canadienses como Toronto y Vancouver para asistir a aquellos jóvenes y menores de edad en riesgo de exclusión a la hora de satisfacer sus necesidades más básicas y contar con herramientas que les lleven a disfrutar de mayores niveles de autonomía.

Como han explicado los dos enamorados a través de un comunicado, la coyuntura sanitaria que atraviesa el planeta ha traído además una crisis económica de gran envergadura cuyo impacto, como suele ocurrir, afecta especialmente a las capas menos favorecidas de la sociedad, entre las que destaca una numerosa población joven sin recursos ni demasiadas expectativas para el futuro. Entre quienes se benefician del amparo de estas casas de acogida, se encuentran menores que han sufrido abusos físicos y psicológicos, así como otros que suelen ser atraídos por las mafias y otras organizaciones criminales.

“Covenant House proporciona amor, esperanza y estabilidad para esos jóvenes en riesgos que han padecido abusos físicos, emocionales y hasta sexuales. Sus trabajadores realizan una labor heroica. Y para nosotros, ayudar a Covenant House no es una cuestión de donaciones, sino de inversiones en la compasión y en la empatía, algo que el mundo necesita ahora más que nunca”, asegura la pareja en la nota con la que ha dado a conocer su decisión.

De los 500.000 dólares invertidos, la mitad irá destinada al centro que la fundación regenta en Canadá, mientras que el otro cuarto de millón irá a parar a las infraestructuras que la institución tiene en Vancouver. De este generoso gesto se desprende además un llamamiento a la opinión pública, tanto a la canadiense como a la estadounidense, para que se redoblen los esfuerzos en estas iniciativas de justicia social. “Los jóvenes que entran en Covenant House han sufrido graves traumas, pero tienen mucho que ofrecer. Solo se necesita creer en ellos y ayudarles a cambiar su trayectoria”, apuntan los dos actores.