Cómo incluir espirulina en la dieta para bajar de peso rápidamente

La espirulina es oro verde para la salud, es un tesoro nutricional, de gran poder antioxidante. A la vez es un magnífico aliado para acelerar el metabolismo y quemar calorías

Cómo incluir espirulina en la dieta para bajar de peso rápidamente
La espirulina es un extraordinario suplemento nutricional y brilla por sus beneficios antioxidantes.
Foto: Pxhere

En los últimos meses todos hablan acerca del poder de los super-alimentos, si bien se ha vuelto un término bastante de moda y popular. Sin embargo esta categoría de alimentos va más allá de una simple moda, se trata de ingredientes que son considerados los más densos en nutrientes del planeta y que gracias a ello se les atribuyen extraordinarias propiedades nutricionales y curativas. 

Si bien existen todo tipo de super-alimentos, como es el caso de frutas, verduras, hierbas y especias medicinales; la familia de las algas también se hace presente con uno de los alimentos más medicinales y utilizados en diversas tendencias de nutrición: la espirulina.

La espirulina es un tipo de alga verde-azulada que en los últimos años se ha vuelto un poderoso suplemento dietético, debido a su extraordinario contenido nutricional y beneficios para la salud. Llama de manera especial la atención por su gran aporte en proteínas y vitaminas, de tal manera que se ha vuelto un importante complemento en las dietas veganas y vegetarianas. 

A la vez existen datos que revelan sus grandiosas propiedades antioxidantes y de manera específica aporta sustancias que combaten la inflamación, también es de gran ayuda para regular al sistema inmunológico y hacerlo más fuerte. Si bien existe una larga lista de beneficios relacionados con la ingesta sistemática de espirulina, de manera específica en los últimos años es de lo más valorada por sus bondades para promover la pérdida de peso. 

Los beneficios adelgazantes de la espirulina:

1. Mayor quema de calorías

La espirulina es un alimento rico en nutrientes y bajo en calorías que contiene muchos nutrientes en una pequeña cantidad de polvo. Una de las grandes cualidades de integrar el consumo de espirulina en la dieta, es que resulta un extraordinario aliado natural para perder peso sin perder nutrición. De hecho se cuenta con un estudio del año 2016 que lo confirma, en el cual se comprobó que las personas con sobrepeso y obesidad, al consumir espirulina de manera regular durante 3 meses mostraron un índice de masa corporal o IMC mejorado.

2. Mejor salud intestinal

Es bien sabido que la digestión y la salud intestinal se relacionan directamente con la pérdida de peso y la espirulina resulta muy poderoso digestivo natural. En principio llama la atención ya que se puede digerir fácilmente debido a su estructura donde las células no tienen paredes duras y fibrosas, de tal manera que facilita la eliminación de desechos. Además, se cuenta con un estudio que confirma los beneficios de la espirulina en la salud intestinal a medida que las personas envejecen. También se ha comprobado en diversas investigaciones que el consumo recurrente de espirulina, beneficia las bacterias intestinales saludables, ya que las hace más fuertes y es un aspecto de gran ayuda en la prevención de enfermedades. 

3. Regula la glucosa

Probablemente uno de los más grandes beneficios de la espirulina, se relacione con sus prometedores efectos para controlar los síntomas de la diabetes. Según un estudio realizado en el 2018, la suplementación con espirulina redujo significativamente los niveles de glucosa en sangre en ayunas. De hecho los alto niveles de azúcar en sangre en ayunas, representan uno de los problemas más comunes en personas con diabetes tipo 1 y 2. Esto sugiere que los suplementos de espirulina pueden ayudar a las personas a controlar la diabetes. También se cuenta con otro estudio que avala sus beneficios, del consumo de extracto de espirulina para: bajar el azúcar en sangre, tener niveles más altos de insulina, mejoras en los marcadores de enzimas hepática y por su fuera poco su efecto antioxidante también aporta grandiosos beneficios para equilibrar la glucosa. 

4. Muy baja en calorías

La espirulina proporciona solo 3,5 calorías por cada gramo de proteína, de tal manera que es una grandiosa alternativa, incluso ligeramente mejor que las famosas proteínas en polvo como el suero de leche. Una tableta estándar de 500 mg de espirulina solo tiene menos de dos calorías. De tal manera que el consumo regular de espirulina, proporciona una grandes beneficios nutricionales diarios, sin consecuencias calóricas.

5. Impulsa el metabolismo

Tomar diariamente espirulina se asocia con efectos muy significativos para estimular el metabolismo. De tal manera que una tasa metabólica más alta puede relacionarse con un aumento positivo en los niveles de energía y por lo tanto se incrementa la quema de calorías y es de gran ayuda para perder peso. De hecho se cuenta con un estudio en el cual, las personas que tomaron 6 gramos de espirulina al día experimentaron efectos metabólicos beneficiosos, menor peso y masa corporal y a modo general un mejor estado de salud. 

¿Cómo incluir exitosamente el consumo de espirulina en la dieta?

Lo mejor de todo es que integrar el consumo de espirulina en la alimentación diaria, es fácil y accesible. Es un producto que está disponible en forma de polvo y tabletas. Diversos especialistas en nutrición recomiendan consumirla en polvo, para complementar todo tipo de platillos.