Los expresidentes Obama, Bush y Clinton se vacunarán contra COVID-19 en público para generar confianza en la población

Obama: “confío en la ciencia y en lo que no confío es en contraer coronavirus”

Los expresidentes Obama, Bush y Clinton se vacunarán contra COVID-19 en público para generar confianza en la población
Los expresidentes buscan alentar a la población a vacunarse.
Foto: Rob Carr / Getty Images

Los expresidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton se han ofrecido como voluntarios para recibir su vacuna COVID-19 en público en un intento de aumentar la confianza entre los ciudadanos.

Los tres expresidentes dijeron que quieren poner de su parte para alentar al público a salir y vacunarse contra la COVID-19 cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos lo haya autorizado.

Obama dijo durante una entrevista de radio que comprende por qué la comunidad afroamericana se mostraría cautelosa ante la posibilidad de recibir la vacuna, señalando una larga historia de casos de abuso por parte de los laboratorios.

“El hecho es que las vacunas son la razón por la que no tenemos enfermedades que solían diezmar a poblaciones y comunidades enteras”, dijo Obama durante la entrevista.

“Podría llevar a la televisión para que lo graben solo para que la gente sepa que confío en la ciencia y en lo que no confío es contraer coronavirus”, añadió el expresidente.

Por su parte el expresidente George W. Bush se ha puesto en contacto con el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas para que “con gusto” pueda ser voluntario para que le apliquen la vacuna una vez que se demuestre que es segura, informó CNN.

Bill Clinton confirmó a través de su secretario de prensa que él también podría ser voluntario para recibir la vacuna “en un entorno público si eso ayuda a todos los estadounidenses a hacer lo mismo”.

Relacionado: ICE lanza advertencia sobre estafas en vacunas y tratamientos falsos contra la COVID-19.

Durante las próximas semanas es probable que figuras públicas también para ser voluntarios a recibir las vacunas en público entre ellos el Primer Ministro británico, Boris Johnson, que fue hospitalizado con COVID-19 estaría planeando hacerlo.

Reino Unido se convirtió el miércoles en el primer país en aprobar de manera clínica la vacuna desarrollada por las empresas Pfizer y BioNTech para uso de emergencia.

Te podrá interesar: