Miley Cyrus duda que Liam Hemsworth quisiera casarse con ella

A su paso por el programa de radio del locutor Howard Stern, la estrella del pop se sinceró

Miley Cyrus duda que Liam Hemsworth quisiera casarse con ella
Liam Hemsworth y Miley Cyrus.
Foto: Getty Images

Miley Cyrus ha vuelto a echar mano de su arrolladora transparencia para reflexionar sobre los escasos meses de convivencia que mantuvo con su exmarido Liam Hemsworth tras esa boda secreta que ambos celebraron hace ya un par de años: un matrimonio que saltaría por los aires en el verano siguiente y cuya disolución dio paso a una agria dinámica de acusaciones cruzadas.

A su paso por el programa de radio del afamado locutor Howard Stern, la estrella del pop, quien acaba de lanzar un aclamado disco llamado ‘Plastic Hearts’, ha llegado a cuestionar incluso que el hermano de Chris Hemsworth se animara a pasar por el altar debido a un deseo verdadero y un compromiso auténtico de pasar el resto de su vida con ella. Y es que la intérprete ha lanzado la teoría de que el trauma que sufrió poco antes con el incendio que arrasó su finca de Malibú, en la que guardaba todo tipo de efectos personales y objetos de gran valor sentimental, podría explicar en buena parte el importante paso que dieron en su relación.

“Llevábamos juntos desde los 16 años”, ha empezado a relatar la artista sin hacer referencia a esos tres años que pasaron separados antes de reconciliarse en 2016. “Es verdad que ya nos habíamos prometido, pero realmente no sé si en ese momento éramos del todo conscientes de que nos casaríamos poco más tarde. Luego perdimos nuestra casa de Malibú, y si escuchas mi voz antes y después de lo ocurrido, se nota claramente que el trauma había afectado muchísimo a mi voz. Fue algo muy doloroso y encima me pilló fuera. Estaba en Sudáfrica cuando pasó todo”, ha recordado emocionada.

La antigua protagonista de la serie ‘Hanna Montana’ también ha reconocido que su historia de amor con Liam se vio demasiado marcada por el “conflicto”, una circunstancia de la que ella asume bastante responsabilidad debido a su fuerte temperamento y a su carácter excesivamente dependiente. “Había muchísimo conflicto… Cuando llegaba a casa, necesitaba encadenarme a la otra persona. La verdad es que me cuesta evitar el drama o las peleas”, ha admitido en su entrevista.