Dianne Morales, la activista afrolatina que busca ser la próxima alcaldesa de la ciudad de Nueva York

La madre soltera, de 52 años, quien ha trabajado como defensora comunitaria, espera hacer historia, ganar las elecciones del próximo año y regir los destinos de la Gran Manzana desde enero del 2022, cuando se vaya De Blasio

Dianne Morales, la activista afrolatina que busca ser la próxima alcaldesa de la ciudad de Nueva York
Dianne Morales, de origen afro-latino, es una de las aspirantes a la Alcaldía de Nueva York para el 2021
Foto: Cortesía: Dianne Morales / Cortesía

El 2021 está a la vuelta de la esquina, y en el ruedo político, la ciudad de Nueva York se prepara para una reñida contienda que definirá quién será el sucesor o la sucesora de De Blasio en la Alcaldía.

Y dentro del amplio grupo de candidatos que se disputan el puesto, la activista de origen afro-latino, Dianne Morales, una reconocida activista comunitaria, madre soltera y defensora de la educación, espera hacer historia y tomar las riendas de la Gran Manzana desde enero del 2022.

Con una campaña alejada de la maquinaria del Partido Demócrata, sin aceptar fondos de corporaciones, y teniendo en mente implementar reformas en el manejo de la Ciudad en temas de educación, vivienda, policía y salud, promoviendo la justicia social, la directora de la organización Phipps Neighborhoods que lucha contra la pobreza, está con los ojos puestos en las próximas elecciones del 2021.

Su estrategia: apelar directamente al corazón de los votantes para que respalden a una mujer de la comunidad, que según advierte, está lista para hacer bien la tarea desde la posición política más importante de la Gran Manzana.

¿Por qué una activista comunitaria como usted decide lanzarse a buscar la Alcaldía de NYC?
“Nunca pensé que me postularía a una posición pública como esa. Yo he dedicado mi vida entera a la comunidad, ayudando a jóvenes a lograr más educación, a llegar a la universidad, a obtener carreras que aseguren el porvenir de sus familias. Pero me di cuenta que ese trabajo ayuda a los síntomas del problema, pero no enfrenta los problemas estructurales del sistema, que funciona para mantenernos abajo. Es tiempo de que nuestra comunidad sea representada con nuevo liderazgo, y por eso decidí lanzarme, para que formemos parte de la agenda de la Ciudad y que los destinos los lidere uno de nosotros”.

¿Cuáles son los principales problemas que ve en la ciudad y por los que trabajaría?
“Yo diría que la pandemia elevó los grandes problemas del sistema, problemas graves que ya existían antes, pero que se han empeorado, a través de la crisis. Tenemos problemas en vivienda, cuidado de salud, los sueldos, y la seguridad de los trabajadores, y no es algo que afecte solamente a los latinos, o a las mujeres inmigrantes o madres solteras, sino que nos afecta a todos. Creo que la próxima Alcaldía debe enfocarse en que los trabajadores puedan estar tranquilos en sus empleos, teniendo sitios asequibles donde vivir, sin preocuparse de no tener cómo pagar sus rentas, que tengan salud, acceso a cuidado de sus niños, que tengan de comer, porque vemos que los héroes de esta pandemia son los que están más inseguros”.

¿Por qué los neoyorquinos deberían darle su voto de confianza?
“Porque yo soy el reflejo de las comunidades. Soy de origen puertorriqueño, soy en mi familia la primera generación de Nueva York que estudié, soy madre soltera de dos jóvenes en la universidad. Vi de primera mano los problemas de mis shijos cuando necesitaban educación especial y no les daban servicios, vi los problemas de salud mental de mi hija sin tener servicios, sufrí el asalto de mi hijo delante mío por parte de la policía. Soy una mujer que entiende todos estos problemas y he dedicado mi carrera entera a luchar por acabarlos, porque sé como es vivirlo”.

¿Pero cree que esa experiencia comunitaria es suficiente para lidiar con el manejo de una Ciudad?
“Es que además de tener esa experiencia en mi vida, sé hacer las cosas bien. Tengo experiencia como directora ejecutiva de una organización, sé lo que es diseñar programas, desarrollarlos y lograr que todos trabajemos juntos hacia la misma meta. Tengo experiencia en manejo de presupuesto financiero haciendo cosas sin que haya toda la plata que se necesita para hacer lo que hay que hacer, buscando otros recursos. No he visto un solo candidato que tenga mi misma experiencia. Además tengo alguna experiencia en Gobierno. Trabajé con el Departamento de Educación dos años, con Bloomberg”.

¿Sin el apoyo de la maquinaria política por qué cree que pudiera ganar las elecciones?

“Porque creo que es el momento para transformar el gobierno. Tenemos que darnos cuenta que gobiernos como el actual no han servido a las comunidades. Tenemos la oportunidad para transformarlo, no conectándonos con el pasado, porque así no se trae cambio, sino invertir en algo totalmente nuevo, que no tenga que ver con gente que tenga conexión con el sistema de antes. Lo que pasó en los últimos meses ha revelado una desigualdad terrible y la falta de justicia. Estamos en un momento único. Ahora es posible hacer las cosas que antes no era posible hacer, porque la comunidad ya entendió que tiene poder, y si nos organizamos de una forma diferente, podemos ganar en el 2021 las posiciones que van a estar juego. Tenemos una masa crítica que puede cambiar todo. La maquinaria está empezando a caer. Se ve que hay un cambio que está llamándonos en otra dirección”.

¿Cómo evalúa la gestión del alcalde De Blasio?
“De Blasio tenía buenas ideas y con eso se ganó al pueblo, pero no tenía experiencia de ser ejecutivo, no tenía experiencia de realizar sus ideas y me parece ahora, que no tenía mucho interés en esa parte. Creo que le interesa es hablar de las ideas y no traducir esas ideas en realidad, y temo que nos podamos ir en la misma dirección con otros candidatos. De Blasio no ha sido líder en la vivienda, la educación y últimamente lo que ha pasado con el Departamento de Policía, se ha visto como que no tiene interes de ser el ejecutivo de la Ciudad. Hay una ausencia, no se siente el liderazgo que se necesita”.