Enfermera que atendió a turistas pacientes de COVID-19 es la primera en recibir vacuna en Puerto Rico

La meta es vacunar a 100 personas por día en la isla

Enfermera que atendió a turistas pacientes de COVID-19 es la primera en recibir vacuna en Puerto Rico
La vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech.
Foto: Getty Images

“Espero que mucha gente pueda venir a vacunarse”.

Con estas palabras de desprendimiento y esperanza, la terapista respiratoria Yahaira Alicea se convirtió hoy en la primera persona en ser vacunada contra el COVID-19 en Puerto Rico.

El Hospital Ashford, donde se administraron las primeras vacunas en la isla esta mañana, había seleccionado a Alicea debido a que fue ella quien atendió a los primeros pacientes diagnosticados con el coronavirus en marzo de este año.

Alicea señaló que ayer le dio la noticia a su familia, incluyendo a sus cuatro hijos, quienes le manifestaron su apoyo al recibir la esperada dosis, que fue aprobada de emergencia por el Gobierno federal.

“Ellos estaban que no lo podían creer”, relató Alicea. “Pero todo tranquilo, porque ellos saben que trabajo en un ambiente, donde estamos bregando todos los días con pacientes de COVID, y es una manera de protegernos y protegerlos a ellos también”.

Aseguró que la inyección se sintió “como cualquier pinchazo. Normal, no le va a doler a nadie”.

Después de Alicea, la epidemióloga del Ashford, Hilda Alemán, le administró la vacuna al ginecólogo Manuel Velilla, quien es el doctor que más años lleva trabajando en esa institución hospitalaria.

Luego le tocó el turno al urólogo Eduardo Canto. El director ejecutivo del Ashford, Domingo Cruz, indicó que la selección de Canto se debió a un acto de agradecimiento por poner a disposición del hospital el congelador especial que usa en su oficina para poder guardar las dosis que recibieron.

La cuarta en vacunarse fue Alemán, quien es parte del personal que más expuesto ha estado, al estar “a cargo del proceso de educación, preparación, investigación, el rastreo de contactos realizados en el Ashford cuando ocurre un evento en la institución y ella es la que va y le hace las pruebas al personal para mantener al hospital libre de COVID”, explicó Cruz.

La quinta personal del primer grupo fue Melissa Valentín, enfermera de salud ocupacional del Ashford.

El primer grupo que se vacunó en público fue de cinco personas, pues el recipiente del fármaco guarda suficiente cantidad para dicho número, y debe usarse en su totalidad una vez el frasco es sacado del congelador especial.

Durante el resto del día vacunarán a unas cien personas, detalló Cruz.

“Nuestra meta es vacunar a 100 personas por día y para la semana que viene esperamos haber vacunado a cerca de 1,000 personas, entre personal médico, facultad, personal en nómina, personal por contrato como el personal de limpieza y seguridad. También hay personal que viene de compañías externas que entran a sala de operaciones con nuestro personal”, afirmó Cruz.

Por: Alex Figueroa Cancel