El presupuesto de Nueva York depende de las elecciones en Georgia, según alcalde De Blasio

Quiere ayuda federal ante un déficit proyectado de $3.8 mil millones de dólares

Basura: uno de los grandes problemas de NYC
Basura: uno de los grandes problemas de NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, admitió ayer que literalmente está depositando su próximo presupuesto en un paquete de ayuda federal que probablemente sólo se aprobará si su partido Demócrata logra dos grandes victorias en Georgia en enero.

Lo contrario sería comenzar a trazar un ‘Plan B’ para cerrar el déficit proyectado de $3.8 mil millones de dólares hasta que se decidan esas elecciones en enero, acotó New York Post.

De Blasio hizo las declaraciones justo después de admitir durante su conferencia de prensa diaria que era poco probable que la ciudad de Nueva York, o cualquier gobierno municipal o estatal, recibiera un rescate por coronavirus de Washington este año.

Las declaraciones se produjeron mientras seguía habiendo movimiento en Washington sobre un nuevo paquete de ayuda para el coronavirus, pero que probablemente no incluirá rescates para los gobiernos estatales y locales. Tanto De Blasio como el gobernador Andrew Cuomo confían en la ayuda federal para evitar dramáticos recortes de servicios y peleas con poderosos sindicatos por salarios y beneficios.

“No sabemos qué va a pasar en las elecciones en Georgia, no sabemos qué va a pasar en el Senado”, dijo De Blasio a los periodistas. “Sabemos que Mitch McConnell (líder de la mayoría Republicana en la Cámara Alta) constantemente se ha interpuesto en el camino de la ayuda a las localidades (ciudades, condados, estados de todo el país que están sufriendo) y Mitch McConnell sigue bloqueando la ayuda para ellos”.

McConnell mantendrá su puesto como el poderoso líder de la mayoría del Senado, a menos que los Demócratas logren llevar a cabo una barrida en las dos elecciones en Georgia en enero.

La dependencia de Nueva York en los electores de Georgia se produce a pesar de semanas de críticas de grupos gubernamentales de que el alcalde debería conseguir cambios en las normas laborales, recortes de beneficios y otros ahorros de los sindicatos para poner en orden su gobierno municipal.

“NYC debe tomar medidas para estabilizar las finanzas y la mayor parte debe centrarse en reestructurar el gobierno y trabajar para ahorrar dinero a largo plazo”, resumió Andrew Rein, presidente de la Comisión de Presupuesto Ciudadano (CBC), “organización no partidista y sin fines de lucro que busca un cambio constructivo en las finanzas y los servicios de la ciudad y el estado Nueva York”.

En la víspera, en la misma tónica de hacer un llamado a Washington DC,  la deficitaria Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), que rige el Metro de Nueva York y otros sistemas suburbanos, aprobó su presupuesto de 2021, acotando que la situación final mucho dependerá del apoyo que reciban del gobierno federal. La MTA calcula un déficit de $8 mil millones de dólares hasta 2024.