¿Qué sucede con tu cuerpo si comes frijoles todos los días?

No subestimes los frijoles, comerlos a diario puede beneficiar de gran manera a tu cuerpo

¿Qué sucede con tu cuerpo si comes frijoles todos los días?
Foto: Chitokan / Pexels

Los frijoles son un alimento nutritivo y saludable que puede consumirse diariamente. Son versátiles, sabrosos, económicos y fáciles de almacenar, tienen todas las cualidades para ser un básico en la cocina. Veremos cuáles son los efectos de los frijoles en tu cuerpo si los consumes todos los días.

1. Reduces el colesterol malo

Con un contenido bajo en grasa y alto en fibra, las legumbres son excelentes para controlar el colesterol. El colesterol alto es un factor de riesgo de enfermedades cardíacas y ataques cardíacos.

Los metanálisis recientes indican que los frijoles son eficaces para reducir el colesterol en sangre y la presión arterial y para el control glucémico.

2. Puedes perder peso

Las legumbres son nutritivas, pero tienen un bajo contenido de calorías (260-360 kcal/100 g de legumbres secas), son bajas en grasas, sodio y tienen bajo índice glucémico. Sus carbohidratos son complejos, son fuente de fibra, lo cual significa que se digieren lentamente y dan una sensación de saciedad que te lleva a una menor ingesta de calorías. La combinación de proteína, carbohidratos complejos y fibra es importante cuando se busca controlar y perder peso.

3. Previenes la diabetes

Estudios revelan que quienes consumen alrededor de tres porciones y media por semana de legumbres pueden reducir su riesgo de diabetes en un 35 por ciento.

“El alto contenido de fibra y el bajo índice glucémico, junto con el alto contenido de proteínas de las legumbres, ayudan a prevenir los picos y caídas de azúcar no saludables que, si no se controlan, pueden provocar resistencia a la insulina y diabetes incontrolada”, publica Indiana University Health.

4. Fortaleces tus músculos

Los frijoles son fuente de proteína vegetal. La proteína es importante para el crecimiento y desarrollo muscular, así como para producir enzimas y hormonas.

Una taza de frijoles proporciona 14.5g de proteínas. Se pueden combinar las proteínas incompletas de los frijoles con nueces, semillas, productos lácteos o granos en una sola comida o durante el día para producir proteínas completas. Por ejemplo: comer frijoles con arroz integral, cuscús, almendras o queso.

5. Eliminas toxinas

La fibra que proporcionan los frijoles puede aglutinarse con toxinas y colesterol en el intestino de modo que estas sustancias sean eliminadas del organismo, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

6. Favoreces tu salud digestiva

Estudios señalan que especialmente frijoles negros y azul marino, mejoran la salud intestinal al mejorar la función de barrera intestinal y aumentar la cantidad de bacterias beneficiosas.

A largo plazo, estas bacterias beneficiosas apoyan la función intestinal normal y pueden reducir los niveles de compuestos que causan cáncer, como el cáncer colorrectal, explica la Fuente de Nutrición de Harvard.

La fibra en los frijoles también aumenta el volumen de las heces y la defecación.

7. Previenes la anemia

Por su contenido en folato y de hierro, los frijoles te puede ayudar a prevenir la anemia ferropénica (por falta de hierro) y anemia megaloblástica (por deficiencia de folato). La anemia te provoca debilidad y otros síntomas como fatiga, problemas de concentración, irritabilidad, dolor de cabeza, dificultad para controlar la temperatura del cuerpo, palpitaciones y dificultad para respirar.

8. Obtienes energía y aumentas el metabolismo

Gracias a sus nutrientes, entre ellos los carbohidratos complejos, los frijoles te dan energía. El hierro, contribuye a transportar el oxígeno por todo el cuerpo, lo cual incrementa la producción de energía para tus actividades y aumenta el metabolismo.

9. Adquieres antioxidantes

Los frijoles son ricos en polifenoles, que son un tipo de antioxidante que combate los efectos de los radicales libres.

10. Puedes tener flatulencias

En algunas personas las legumbres suelen causar hinchazón y gases. Esto se debe a su contenido en fibra y los oligosacáridos en los frijoles que son digeridas por las bacterias que viven en el intestino creando gases en el proceso.

Remoja los frijoles antes de cocinarlos para reducir los oligosacáridos. Déjalos en agua al menos por 4 horas, posteriormente enjuágalos, agrega agua limpia y cocínalos.

11. Promueven tu longevidad

Los frijoles son un básico en la dieta de las Zonas Azules donde las personas viven por largo tiempo, ochenta, noventa y cien años. Comen en promedio media taza de frijoles por día. Favorecen la longevidad ya que disminuyen riesgo de diversas enfermedades, entre ellas las cardíacas y diabetes.

Los frijoles son una excelente adición a tu dieta. Te aportan proteínas, carbohidratos complejos, fibra, micronutrientes, aminoácidos y los distintos tipos de vitamina B, contienen folato, calcio, magnesio, zinc y potasio. Respecto a los gases, tu cuerpo se ajustará gradualmente. No te olvides de remojar tus frijoles antes de cocinarlos.

Te puede interesar: