Ritmo de vacunación de Nueva York es menor al de Florida, a pesar de ser el estado con más muertes; alcalde culpa a gobernador Cuomo

"Esto es algo que hacemos en base a las pautas estatales", justificó De Blasio

Sede Pfizer en Midtown East, Manhattan
Sede Pfizer en Midtown East, Manhattan
Foto: AFP / Getty Images

Nueva York no está teniendo un ritmo de vacunación acorde con la gravedad de la proporción de casos, según muestran las cifras federales.

Siendo el estado con más muertes (38,242) desde el inicio de la pandemia, NY se está quedando detrás de otras regiones, por ejemplo Florida, en sus esfuerzos por administrar la vacuna contra el coronavirus, “a pesar de que el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio pregonan de tener el mejor plan de la nación”, denunció New York Post.

Nueva York ha administrado vacunas a 723 personas por cada 100 mil, una tasa de alrededor del 14% del ritmo de Florida, según mostraba el rastreador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Florida hasta ahora ha inmunizado a una tasa de 823 por cada 100 mil habitantes, según el rastreador en línea, cuyos datos están actualizados al 30 de diciembre debido a retrasos en los informes durante las feriados.

Las cifras ponen en duda la audaz afirmación de De Blasio de que 1 millón de residentes de la ciudad de Nueva York serían vacunados en enero. El estado ha administrado hasta ahora menos de un tercio de las dosis que tiene disponible.

Cuando se le preguntó a principios de la semana pasada sobre un retraso en la aplicación de la vacuna al personal de NYPD, De Blasio reconoció que la ciudad podría moverse más rápido, si no fuera por las estrictas restricciones estatales sobre quién puede recibir la dosis y cuándo.

“Esto es algo que hacemos en base a las pautas estatales y estamos en constante comunicación con el estado al respecto”, dijo el alcalde durante una conferencia de prensa el martes 29. “Indiscutiblemente, si nos dan la autorización, podemos actuar muy rápido”.

Durante la pandemia han sido famosas las contradicciones y los conflictos de poder entre el alcalde y el gobernador de Nueva York, siendo ambos Demócratas.

En particular, la gestión de Cuomo sobre el COVID-19 ha estado salpicada de polémicas, incluyendo muertes masivas en ancianatos y la publicación de un libro autoalabando su labor, mientras limitaba sus contactos con el gobierno federal para discutir soluciones, en medio de sus peleas con Donald Trump, aún siendo NY de lejos el estado más afectado por la pandemia, en muertes y pérdidas económicas.