Nueva York es el estado que ha perdido más población en EEUU, y le podría costar un asiento en el Congreso

Florida la superaría en el Capitolio por primera vez en la historia

Nueva York es el estado que ha perdido más población en EEUU, y le podría costar un asiento en el Congreso
Vacío y desolación en Grand Central, NYC
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Además de las calles, negocios y residencias vacías en Manhattan, nuevas cifras confirman que NY es el estado que más ha perdido población en todo el país este año, pues el coronavirus aceleró una tendencia que ya venía desde 2016. 

Según estimaciones de la Oficina del Censo publicadas por New York Post, unas 126,355 personas emigraron de Nueva York en el lapso anual julio 2019/2020, equivalente a una caída de 0.65% en cifras preliminares.

Nueva York -estado y ciudad- ha estado perdiendo población desde 2016, pero la caída más reciente fue significativamente mayor que en años anteriores.

Detrás de Nueva York, los estados donde más ha disminuido la población son Illinois (-0.63%), Hawaii (-0.61%), y West Virginia (-0.58%). Las estimaciones se basan en las proyecciones hechas en el Censo 2010 y los resultados oficiales del Censo 2020 que se publicarán el próximo año, junto con un nuevo mapa legislativo.

El recuento nacional por década determina cómo se dividen los 435 escaños de la Cámara de Representantes entre los 50 estados, según los cambios de población registrados.

Como ya se había advertido desde 2018, si los números se mantienen Nueva York podría tener menos peso en el Capitolio, bajando de 27 a 26 sus representantes en la Cámara Baja, según un análisis de William Frey, demógrafo jefe de Brookings Institution, informó The New York Times. Aún teniendo la ciudad más poblada del país, Nueva York quedaría con menos escaños que Florida por primera vez en la historia.

En general, en 2020 la población de EE.UU. ha enfrentado su mayor mortalidad y menor tasa de crecimiento, debido al impacto de la pandemia. Y Nueva York ha sido el estado más afectado en muertes, contagios y desempleo.

El virus sólo agravó la tendencia, pues la tasa de crecimiento poblacional de EE.UU. ya venía en descenso, debido a una caída en la fertilidad y las restricciones de inmigración.

En el caso de NYC, las mudanzas masivas han estado también motivadas por un repunte en la criminalidad, la inestabilidad social, los altos costos e impuestos, el deterioro en la calidad de vida y las mayores opciones para trabajar desde casa.

En sus debates presidenciales, Donald Trump llamó a NYC una “ciudad fantasma” y puso en duda que su economía se recuperara. Según una encuesta de Spectrum News-IPSOS realizada en octubre, 24% de los neoyorquinos se veían viviendo en el futuro en otra ciudad.