La ciudad pacta la vuelta de 13 trabajadores a su empleo tras su despido ilegal

Trabajadores de un Key Food de El Bronx fueron despedidos sin respetar los plazos de aviso

La ciudad pacta la vuelta de 13 trabajadores a su empleo tras su despido ilegal
La ciudad lamenta que se hayan vulnerado los derechos de trabajadores esenciales./Archivo
Foto: Pxhere

Algunos de los 19 trabajadores del Key Food en Riverdale Avenue (El Bronx) que fueron despedidos poco después de que cambiara de manos la propiedad de la empresa han empezado ya a volver a su trabajo después de que el Departamento de Protección del Trabajador y el Consumidor (DCWP) zanjara con un acuerdo una demanda interpuesta en septiembre por despidos ilegales.

El acuerdo lo anunció ayer este departamento que explicó que no se cumplió con la ley de retención del trabajador de mercados (Grocery Worker Retention Act de 2016) que requiere que los trabajadores sean informados cinco días antes de que se cambie la propiedad de la empresa y que se mantengan los puestos de trabajo durante un periodo de transición de 90 días al menos.

Tras estos casi tres meses pueden seguir contratados o no pero en el caso de Key Food los plazos no se respetaron y 19 trabajadores perdieron su empleo, algunos de ellos habían estado trabajando en ese supermercado unos 20 años.

Tanto el antiguo propietario de la tienda como el nuevo han tenido que responder por ello.

Desde el departamento que dirige Lorelei Salas se hace énfasis en el hecho de que estos empleados de supermercado son esenciales y han trabajado durante la pandemia.

El departamento de la ciudad demandó al supermercado, una acción legal que ahora se sustituye por el pacto en el que acuerda la vuelta de 13 de los  trabajadores que quieran seguir en el empleo durante los 90 días de transición. Los empresarios tendrán que pagar $90,000 en salarios perdidos a quienes fueron despedidos de sus trabajos. 

Salas dijo, a través de un comunicado, que estaba contenta de que se hubiese encontrado una resolución que no solo supone “dinero en los bolsillos de  trabajadores esenciales en estos momentos difíciles pero también la posibilidad de volver al empleo a quienes decidan hacerlo”. 

En este sentido y dado el momento en el que se han producido estos despidos, Salas lamentó que es injusto que las personas que han arriesgado sus vidas para trabajar son las que pierdan sus empleos y recordó que los trabajadores tienen derechos que deben conocer para ejercerlos.

John Durso, presidente de Local 338 explicaba que lo que había pasado con los miembros de este sindicato en el Key Food ha sido totalmente inaceptable, máxime “cuando durante meses la comunidad ha tenido acceso a comida por ellos durante los peores meses de la pandemia”.

Desde el DCWP se recuerda a los trabajadores de la ciudad de Nueva York que en la página web nyc.gov/workers, se incluyen los derechos laborales que en estos momentos de pandemia son más importantes que nunca, entre ellos los derechos a una licencia por enfermedad. Los trabajadores pueden contactar confidencialmente con este departamento si creen que sus derechos han sido violados.