IRS retrasa el comienzo de la temporada de presentación de impuestos hasta el 12 de febrero

El primer grupo de contribuyentes podrá reclamar los créditos fiscales hasta la primera semana de marzo para obtener su reembolso

IRS retrasa el comienzo de la temporada de presentación de impuestos hasta el 12 de febrero
La agencia aún sigue procesando cerca de 7 millones de declaraciones presentadas el año pasado.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

El Servicio de Rentas Internas (IRS) ha retrasado la temporada de presentación de impuestos del 2020 hasta el 12 de febrero, que de acuerdo a un comunicado elaborado por la agencia federal, será en esa fecha cuando el IRS comenzará a aceptar y procesar las declaraciones de impuestos del año pasado.

De manera regular el IRS comienza la temporada de impuestos entre mediados y finales de enero, sin embargo, este año la agencia necesitará más tiempo para prepararse después de la aprobación de la ley de alivio de coronavirus que entró en vigor a finales de diciembre. La fecha límite para presentar una declaración continuará siendo el 15 de abril. Según el comunicado publicado en la página web  el IRS decidió retrasar la fecha del 12 de febrero “para evitar más retrasos”.

“Estos cambios aseguran que las personas elegibles recibirán su dinero del cheque de estímulo restante como un crédito de reembolso de recuperación en el momento que presenten su declaración”, dijo la agencia en un comunicado.

El crédito de reembolso de recuperación es una nueva modalidad en la declaración de impuestos federales para los contribuyentes que no recibieron la cantidad total a la que tienen derecho en su cheque de estímulo.

El primer grupo de contribuyentes que podrán reclamar los créditos fiscales deberán esperar hasta la primera semana de marzo para obtener su reembolso. El IRS aseguró que este sería el caso si la temporada de presentación se abriera a finales de enero.

La agencia espera que los declarantes que reclamen los ingresos por trabajo y créditos fiscales adicionales por hijos, cobrarán sus devoluciones en la primera semana de marzo asumiendo que presentarán su declaración de manera electrónica y que no tendrán problemas en ella.

Señal de un posible retraso

Es probable que en caso de no haber recibido el segundo cheque de estímulo la semana entrante en forma de un cheque de papel o tarjeta de débito prepagada podrías registrar un retraso adicional.

El IRS recomienda a los contribuyentes presentar su declaración de impuestos de manera electrónica y utilizar la opción de depósito directo.

Durante el año pasado los filtros de fraude del IRS capturaron 5.2 millones de declaraciones que reclamaron un reembolso, de acuerdo al informe del Servicio de Defensa del Contribuyente, un organismo de control del IRS. Para un cuarto de estas declaraciones que fueron verificadas en sus ingresos los reembolsos tardaron más de 56 días.

2 de cada 10 devoluciones que fueron verificadas tuvieron retrasos de más de 120 días. El tiempo promedio de respuesta para un reembolso es de 21 días si la declaración de impuestos cuenta con algún problema.

Las empresas distribuyen el Formulario W-2 a sus empleados en enero. En el documento queda especificado la cantidad de dinero que ha ganado un trabajador y la cantidad de impuestos sobre la renta y nómina pagados en el año.

Los contribuyentes que presentan sus declaraciones en papel se arriesgan a sufrir retrasos. El IRS sufrió retrasos durante el 2020 que fueron enviados en papel debido a la pandemia de coronavirus y las devoluciones han tomado más tiempo en ser procesadas.

Hasta el 24 de diciembre había 7.1 millones de declaraciones individuales sin procesar lo que representa más del 40 por ciento de las declaraciones y cerca de 2.3 millones de declaraciones de empresas procesadas según informó el Servicio de Defensa del Contribuyente.

Relacionado: Prepárate: Los retrasos del IRS en el pago del cheque de estímulo y el reembolso de impuestos continuarán en 2021, señala un informe.

En el informe que la agencia presenta cada año al Congreso señala que el IRS tuvo una reducción de un 20 por ciento en su presupuesto desde el 2010, lo que ha dado como resultado que tenga una tecnología anticuada y niveles de personal inadecuados debido a que una gran cantidad de ellos han alcanzado la edad de jubilación. En la última década la fuerza laboral del IRS se ha reducido en un 20 por ciento, sin contar con los problemas que la crisis de coronavirus provocó en el funcionamiento de la agencia.

Te podrá interesar: