Republicano John Weaver renuncia a grupo antiTrump por ofrecer trabajo a cambio de sexo a hombres jóvenes

El reconocido operador político aceptó tener doble vida como hombre casado y gay

Republicano John Weaver renuncia a grupo antiTrump por ofrecer trabajo a cambio de sexo a hombres jóvenes
John Weaver colaboró con varios políticos, incluido el senador John McCain.
Foto: ROBERTO SCHMIDT / AFP / Getty Images

El autor Ryan James Gindusky lanzó la primera acusación pública en contra de un fundador republicano del Proyecto Lincoln, que operó en contra del presidente Donald Trump, para que se investigara que ofrecía trabajo a hombres jóvenes, a cambio de sexo.

El señalamiento llamó más la atención cuando James Girdusky repondió a un reporte de que el grupo armaba una base de datos de asesores y oficiales que colaboraron con Trump para que no fueran contratados.

“Quizá deba empezar a hablar acerca de uno de los miembros fundadores del Proyecto Lincoln ofreciendo trabajos a hombres jóvenes a cambio de sexo”, escribió en Twitter. “Su esposa podría estar interesada”.

Resultó que ese personaje es John Weaver, quien renunció al grupo ante las acusaciones.

El portal Axios dio a conocer un mensaje de Weaver, donde reconoce los mensajes “inapropiados” hacia varios hombres.

“A los hombres a los que les hice sentir incómodo a través de mis mensajes que, en ese momento, consideré conversaciones mutuas consensuadas: de verdad, lo siento”, expresó.

Agregó que esos mensajes fueron inapropiados y declaró: “La verdad es que soy gay”.

Weaver es un reconocido consultor político que ha colaborado con varios políticos de alto rango, incluido el fallecido John McCain.

“Y que tengo una esposa y dos hijos a quienes amo. Mi incapacidad para reconciliar esas dos verdades me ha llevado a este lugar angustioso”, expresó.

Los señalamientos iniciaron hace casi dos semanas, provenientes de varios jóvenes que acusaron recibir mensajes sexuales, a veces a cambio de empleo o ascenso político.

Weaver había dejado el grupo el verano, pero apenas reconoció las acusaciones.