No desayunar te está haciendo subir de peso, según un nuevo estudio

Después de tanta polémica, un nuevo estudio encontró que el desayuno puede ser la clave para adelgazar

No desayunar te está haciendo subir de peso, según un nuevo estudio
Un buen desayuno involucra entre el 20 y 25% de la ingesta nutricional del día y está recomendado que contenga entre 300 y 400 calorías.
Foto: Imagen de StockSnap en Pixabay / Pixabay

En los últimos meses mucho se ha hablado acerca de el desayuno, la principal razón se debe a la indiscutible popularidad que ha causado el ayuno intermitente. De tal modo que han surgido muchas dudas y cuestionamientos en ambos caminos, es decir algunos especialistas defienden que el desayuno es la comida más importante del día, mientras que otros aseguran que no desayunar trae consecuencias positivas en la salud y prevención de enfermedades. 

Aunque hace años nuestras abuelas y mamás consideraban un crimen irnos de casa sin desayunar, hoy en día sabemos que la calidad de los alimentos que desayunamos es el factor más importante. Sin embargo actualmente con tantas presiones, estrés y falta de tiempo, durante una mañana ajetreada es fácil dejar el desayuno en el último lugar de la lista de prioridades. Sin embargo recientemente han salido a la luz diversos estudios, en los que se comprueba que el simple hecho de tomarnos unos minutos de la mañana para comer algo realmente puede marcar la diferencia en su día.  

Un desayuno nutritivo y saludable, aporta muchos beneficios en la salud y bienestar general. Es el primer alimento del día con el que rompemos el ayuno por el cual pasamos de manera natural durante las horas de sueño y es el responsable de proporcionar combustible al cuerpo y cerebro. De tal modo que sin el desayuno, efectivamente el organismo se empieza a quedan sin combustible, es lo comparativo a intentar encender un auto sin gasolina. 

Los nutricionistas aconsejan: el desayuno debe tomarse dentro de las dos horas posteriores al despertar y este deberá proporcionar un rango de entre 20-35% de las calorías del día. Además de proporcionarnos energía, algunos alimentos específicos del desayuno son una buena fuente de nutrientes importantes como calcio, hierro y vitaminas B, así como proteínas y fibra. El cuerpo necesita estos nutrientes esenciales y la investigación señala que normalmente dejar pasar la oportunidad de obtener estos nutrientes durante el desayuno, hace que sea menos probable que se compensen más tarde en el día.

Es bien sabido que las frutas y verduras son buenas fuentes de vitaminas y minerales, así que el simple hecho de incluir una porción de las cinco diarias en el desayuno; ya sea un plátano, una manzana, frutos rojos o un vaso de jugo verde ¡Marcará la diferencia!

También se ha demostrado que el desayuno puede ser bueno para la cintura, las investigaciones muestran que aquellos que desayunan tienen menos probabilidades de tener sobrepeso y más probabilidades de estar dentro de su rango de peso ideal en comparación con los que no desayunan. De cierta manera se tiene la creencia que omitir el desayuno, es el camino directo a un mayor consumo de  refrigerios ricos en azúcar y grasas a media mañana. 

De hecho, una nueva investigación confirma la creencia de que el desayuno es realmente la comida más importante del día. En dicho estudio, el cual fue publicado en The Journal of Nutrition el 31 de diciembre de 2020; se analizaron los cambios en el peso corporal de 65,099 mujeres durante un período de tres años. Los investigadores también monitorearon la frecuencia de sus desayunos y comidas, y una cuarta parte de las mujeres se reportaron a sí mismas como desayunando todos los días. En general, lo que mostró el estudio es que el 18,4% de los participantes aumentaron 11 libras o más entre 2008 y 2011. Adicionalmente de acuerdo a la tasa de aumento de peso entre las mujeres que comieron una comida por la mañana fue un 7% menor que las que se saltaron el desayuno por completo.

De tal modo que esta nueva revisión según sus autores, comprueba que el desayuno regular puede ser un factor dietético importante para el cambio de peso corporal y también para evitar el desarrollo de problemas metabólicos. Adicionalmente cabe mencionar que esta teoría también está respaldada por otros expertos, ya que algunos dietistas dicen que comer dentro de una hora después de despertarse es lo mejor para mantener óptimos los niveles de energía durante la mañana. Otro estudio reciente descubrió que consumir un desayuno rico en proteínas antes de hacer ejercicio puede ayudar a quemar más grasa y mantenernos satisfechos aún después de que termine la sesión de entrenamiento. Lo que sugiere que comer un desayuno nutritivo antes de la actividad física, puede ser un gran elemento para promover la buena salud y el peso corporal.

Finalmente todo se trata del equilibrio, por lo tanto es igual de importante alimentar al cuerpo por la mañana que la calidad del desayuno. La clave es elegir los alimentos correctos y equilibrados, apuesta por el consumo de frutas cítricas, bayas, manzana, plátano, kiwi y mango. También es esencial asegurar un correcto consumo de proteínas, grasas saludables, frutos secos y semillas. 

Desayunar bien y nutritivo, es un hábito que no solo te ayudará a cumplir tus objetivos de peso corporal, aumenta los niveles de energía, potencia la concentración y el rendimiento intelectual, y beneficia al estado de ánimo.