“Mente maestra” de ataque terrorista del 9/11 podría recibir vacuna de coronavirus antes que cientos de neoyorquinos

Presos en la cárcel de Guantánamo en Cuba comenzarán a recibir las dosis a pesar de que el Gobierno estadounidense enfrenta escasez de vacunas

Khalid Sheikh Mohammed está siendo juzgado en la corte militar de la base de Guantánamo en Cuba.
Khalid Sheikh Mohammed está siendo juzgado en la corte militar de la base de Guantánamo en Cuba.
Foto: Mandel Ngan / Getty Images

La supuesta “mente maestra” de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 (9/11) en Nueva York, Khalid Sheikh Mohammed, podría recibir la vacuna contra el coronavirus antes que cientos de neoyorquinos.

El Pentágono confirmó este viernes que presos en la cárcel de Guantánamo en Cuba comenzarán a recibir las dosis a pesar de que el Gobierno enfrenta escasez de vacunas.

El New York Post reportó que un portavoz del Departamento de Defensa indicó que oficiales firmaron una orden para ofrecer la la inmunización a todos los detenidos y prisioneros de esa prisión de máxima seguridad.

No está claro si Sheikh Mohammed solicitará la vacuna.

“Será administrada de manera voluntaria y acorde con la prioridad que establece el plan de distribución del Departamento”, dijo Michael Howard al rotativo sobre el alcance del proceso.

40 detenidos permanecen en la prisión militar estadounidense en Cuba incluyendo el hombre acusado de planear el peor ataque terrorista en la historia de Estados Unidos que terminó con la vida de 2,977 personas.

Sheikh Mohammed, originario de Pakistan, se encuentra en la cárcel luego de que fuera acusado en el 2008 de crímenes de guerra y asesinato.

El juicio en la corte militar de Guantánamo contra el acusado y otros cuatro hombres en relación con el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York inició este mes en medio de testimonios de miembros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobre supuestas torturas para obligar a los sospechosos a declarar.

De resultar convicto, enfrentaría la pena de muerte.

La noticia disparó el malestar entre neoyorquinos particularmente los trabajadores de emergencia que laboraron en las iniciativas de rescate del 11-S.

“No puedes inventar eso. La ridiculez de lo que obtenemos de este Gobierno. Ellos suministrarán la vacuna a estos malvivientes en la base de Guantánamo antes que a cada residente de Estados Unidos de América, éste es el teatro del absurdo”, dijo Tom Von Essen, quien fuera el comisionado de Bomberos durante el 9/11.

343  bomberos fallecieron en la tragedia.