Gobernador Andrew Cuomo pide reformas en Policía de Rochester tras detención de niña de 9 años con gas pimienta captada en video

A la menor la esposaron y la obligaron a ingresar a la patrulla en medio de un incidente doméstico

Protestas en Rochester, Nueva York, tras la publicación de un video policial de la detención de Daniel Prude.
Protestas en Rochester, Nueva York, tras la publicación de un video policial de la detención de Daniel Prude.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

La familia de la menor de 9 años que fue rociada con gas pimienta mientras se encontraba esposada en medio de una crisis emocional demandará a la Ciudad de Rochester y al Departamento de la Policía de esa demarcación por entender que los siete oficiales involucrados en la intervención se excedieron en el uso de la fuerza.

La madre de la niña presentó una notificación de reclamo este martes, primer paso para radicar la demanda.

El medio Rochester First reportó este martes que en el recurso se alega que los uniformados provocaron angustia emocional a la menor, además de que la agredieron y utilizaron fuerza excesiva contra ella.

Además, los policías habrían incurrido en un falso arresto y encarcelamiento ilegal, según plantea el recurso.

En respuesta al pleito legal, la Ciudad respondió: “La alcaldesa (Lovely) Warren sigue indignada por lo que ocurrió el viernes, y se mantiene preocupada de que la menor involucrada y su familia reciban el apoyo que ellos necesitan. Ella dirigió recursos para ayudarlos. La alcaldesa continúa trabajando diligentemente para reformar nuestro Departamento de Policía y asegurar la rendición de cuentas”.

Cámaras corporales captaron la intervención

Como resultado del incidente del pasado viernes en medio de tormenta invernal que azotaba la zona tri-estatal, uno de los agentes fue suspendido con paga y otros dos fueron puestos en baja administrativa en espera de los resultados de una investigación interna.

El altercado, que consta en videos corporales de los agentes, se reportó en la vivienda familiar en Avenue B luego de que los oficiales fueron llamados por un incidente doméstico. El padre de la niña dijo a la Policía que su niña se estaba auto agrediendo y agrediendo a otros antes de salir corriendo de la casa.

Cuando los agentes llegaron, hubo un forcejeo entre éstos y la niña, lo que llevó a que uno de ellos la sometiera al suelo. El departamento policial indicó que uno de los oficiales utilizó gas pimienta luego de requerirle múltiples veces, sin éxito, a la menor que se metiera a la patrulla.

En las imágenes se ve a los oficiales restringiendo y regañando a la niña, que gritaba por su padre. “Deja de actuar como una niña”, indica uno de los agentes. A esto, la menor grita: “Soy una niña”.

En otras imágenes se ve  a la menor inmovilizada en el suelo mientras pregunta: “¿Puedes quitarme la nieve, por favor? Hace frío”.

“Tuviste tu oportunidad”, contesta un oficial, mientras otro grita: “¡Sube al auto ahora!”.

Líder de Unión justifica acción de oficiales

A pesar de lo explícito de las imágenes, el líder de la Unión de Policías de Rochester, Mike Mazzeo, rechazó que los oficiales hayan violado alguna regla.

“Cuando se determina que ella necesita ayuda, y hay una higiene mental,  tienen que ser restringidos”, dijo Mazzeo, según citado por el referido medio. “Si ésa no va a ser la política, entonces necesitamos cambiarla, pero ellos necesitan operar con lo que tienen y con lo que pueden utilizar”.

Sin embargo, muchos líderes en Nueva York están de acuerdo con el proceder de los policías y la defensa del líder gremial.

Uno de éstos es el gobernador Andrew Cuomo, quien catalogó el incidente de “perturbador”.

“Como humano, este incidente es perturbador, y como padre, me parte el corazón – esta no es la manera como la Policía debe tratar a las personas, dejar sola a una niña de 9 años. En Nueva York y en todo el país la relación entre la Policía y las comunidades que sirven claramente no está funcionando, razon por la que lanzamos un esfuerzo a nivel estatal para traer a todos a la mesa y hacer reformas reales y duraderas. Rochester necesita considerar el problema real de rendición de cuentas, y éste alarmante incidente requiere una investigación completa que mande un mensaje de que éste comportamiento no será tolerado”, argumentó Cuomo.

La fiscal general del estado, Letitia James coincidió con Cuomo.  “Lo que pasó en Rochester el viernes es profundamente perturbador y completamente inaceptable. Ese uso de fuerza y de gas pimienta nunca debe desplegarse contra un niño…Mi oficina examinar lo que sucedió y cómo una niña fue sometida a ese peligro. Es claro que una drástica reforma es requerida en el Departamento de Policía de Rochester para asegurar que expertos en salud mental y defensores de los niños están respondiendo a las personas que lo necesitan y cuando menores están involucrados, y que este tipo de comportamiento no se repita”, declaró la funcionaria.